La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

Par

Filed under: Adop. Internacional,etiopia,Uncategorized — Beatriz San Román a las 8:32 pm el jueves, marzo 3, 2011

Ya es oficial. Se vení­a rumoreando desde hace varias semanas, pero ahora ya se ha confirmado. El MOWA (organismo competente en temas de adopción en Etiopía) ha decidido que a partir de ahora únicamente se aprobarán 5 expedientes de adopción por dí­a para todas las Ecais de todos los paí­ses. Hasta ahora, se venían aprobando unos 40 expedientes cada día.

Esta decisión no es un cierre total, pero sus consecuencias se le parecen mucho. De mantenerse en el tiempo, saldrán del país 8 veces menos niños (y los tiempos de espera serán 8 veces mayores). Quienes conocen bien la adopción en Etiopía afirman que esta medida es alentadora, porque supone hacer frente a una situación que hace ya tiempo que se le había ido a todo el mundo de las manos: demasiadas solicitudes de adopción y no tantos niños en centros esperando a ser adoptados había llevado a buscar como fuera menores con los que dar respuesta a la demanda de los países ricos.

Tras el goteo constante de noticias sobre falsos huérfanos, familias engañadas para que entregaran a sus hijos y expedientes de adopción con documentos falsos, y viendo que la asociación de ecais europeas no tomaba cartas en el asunto, la ecai holandesa Wereldkinderen decidió encargar su propia investigación. El informe “Fruits of Ethiopia” recoge sus resultados, que ponen negro sobre blanco que el problema no es de tal o cual agencia americana. En un porcentaje abrumador de los casos investigados se hallaron falsedades gravísimas en el proceso. Las conclusiones del informe son rotundas, e incluyen frases tan demoledoras como las siguiente:

“El fraude y otras actividades criminales han llegado a todos los niveles del proceso de adopción. Se dice que los padres están muertos cuando no lo están, las fechas de nacimiento se falsifican, y se provee falsa información a los juzgados”.

En la página web de CORA se publica hoy la noticia de la disminución drástica del número de expedientes que se tramitarán de ahora en adelante y se añade que «la puesta en marcha de esta medida coincide con el viaje a partir del día 5 de marzo de una delegación española integrada por representantes del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y de diferentes comunidades autónomas a Etiopía. El tema de la reducción de expedientes será tratado en las reuniones que se mantendrán con los resposables del Ministerio de Mujer, la Infancia y Juventud etíope, con el objetivo de “buscar soluciones coordinadas a los problemas detectados, respetando en todo caso las medidas adoptadas por las autoridades de los países de origen de los niños”».

 

Filed under: media,Reflexiones al sol,Uncategorized — Beatriz San Román a las 8:36 pm el martes, enero 11, 2011

La foto de portada del diario 20 minutos de ayer estaba dedicada a Antonio Cortes, ganador del concurso de copla de Canal Sur. Antonio nació en Rumanía, país del que salió a los dieciocho meses cuando fue adoptado por una familia de Néjar (Málaga). Lleva, por tanto, más de veinte años con nacionalidad española. ¿Cuánto tiempo más debe pasar para que la persona responsable de los titulares lo vea como un español?

La mitad de las adopciones en China en 2009 fueron de menores con necesidades especiales

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 5:45 pm el domingo, septiembre 26, 2010

China ha reducido notablemente el nº de menores que da en adopción en los últimos años: de 14.000 y pico en 2005 a 5.294 en 2009. En opinión de Kay Johnson (autora de Wanting a daughter, needing a son), la adopción internacional de niños sanos y pequeños debería cerrarse muy pronto, porque la demanda interna puede absorber los abandonos de bebés en el país.

Los números parecen apuntar en esa dirección. Del total de adopciones internacionales realizadas en China durante el 2009, casi la mitad (49%) lo fueron de menores con necesidades especiales. En 2005, solo un 9% lo eran. Entre las familias españolas, también son cada vez más las que toman la vía del Pasaje Verde: un 0,1% en 2005; un 9% en 2009. Aunque todavía estamos lejos de los números de Holanda, donde el 66% de las adopciones realizadas en China el año pasado eran de NE.

Patinazo en la confidencialidad

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 10:48 am el lunes, junio 7, 2010

Haciendo en Google una búsqueda con el nombre de un artista, la segunda entrada que me encuentro es una  lista de las personas que han iniciado un trámite de adopción y han sido admitidas en los cursos de formación en Canarias. ¡Con nombres y apellidos!

Es importante que las comunidades autónomas sean transparentes en cuanto a la información sobre los trámites y demás, y en este aspecto la web del gobierno canario se ha distinguido desde hace tiempo por el esfuerzo en colgar información de interés para las familias en proceso. Siendo una comunidad pequeña, seguramente con un personal reducido, es un mérito aún más destacable si cabe.

Pero lo cortés no quita lo valiente. Iniciar un proceso de adopción es un acto que pertenece a la esfera más privada. Poner a disposición de cualquiera el listado de las familias canarias que lo han hecho es un atentado contra la privacidad. Una metedura de pata que esperemos sea pronto corregida.

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 11:18 am el martes, febrero 23, 2010

A finales de los años 30, principios de los 40, una pareja de psicólogos afroamericanos llevaron a cabo un curioso experimento. Se mostraba a los niños dos muñecos exactamente iguales salvo por el color de la piel (uno negro y uno blanco) y se les preguntaba cuál era el más bonito, cuál era el bueno, cuál era el malo, etc. Un montón de años después, las cosas no han cambiado demasiado.

Matem

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 1:19 pm el sábado, febrero 20, 2010

En la foto no se ve muy bien, pero el texto que acompaña el billete de 20 euros dice así:

Teorema de la matemática solidaria

Esto es un billete de veinte euros. Además, es una pieza que vale veinte euros. Si la compras, tus veinte euros irán a una ONG para ayudar en Haití. No te habrá costado nada. Pero podrías donar estos veinte euros a una ONG para ayudar en Haití. Por veinte euros, habrías conseguido que lleguen cuarenta. O mejor, podrías vender esta pieza a alguien por veinte euros y donarlos a una ONG para ayudar en Haití. A ese alguien no le habría costado nada. Pero podría donar estos veinte euros a una ONG para ayudar en Haití. O mejor, podría vender esta pieza a alguien por veinte euros y donarlos a una ONG para ayudar en Haití. A ese alguien no le habría costado nada. Pero podría donar estos veinte euros a una ONG para ayudar en Haití. O mejor, podrías vender esta pieza a alguien por veinte euros y donarlos a una ONG para ayudar en Haití. A ese alguien no le habría costado nada. Pero podría donar estos veinte euros a una ONG para ayudar en Haití.

Y así sigue, y sigue, y sigue.

Filed under: Reflexiones al sol,Uncategorized — Beatriz San Román a las 10:42 am el miércoles, febrero 17, 2010

En el cole de mi hija este año han decidido colaborar con una ONG que trabaja en Malawi. Como creo que no todas las formas de cooperación son igulamente efectivas, e incluso que algunas son contraproducentes, busco en Google la página web de la ONG en cuestión y lo primero que encuentro es el siguiente párrafo:

“África. El inmenso continente desconocido. Su belleza intacta, primitiva. Un mundo donde todo está por hacer, por empezar. Sumido en la miseria y la ignorancia. ¿Qué és África?. Tan cerca, tan lejos”.

No dudo de las buenas intenciones del colegio, ni de las de la ONG, pero me parece un desatino que alguien que tiene esa visión de África ponga en marcha un proyecto de cooperación allí. África es un continente inmenso, sí, pero pensar que allí todo está por empezar me parece de un desprecio y un etnocentrismo supino.

Sigo buscando en la web y veo que mandan desde aquí materiales, papillas, etc. para repartir en Malawi. Se explica que necesitan mandar constantemente containers para mantener los proyectos, y la verdad que no lo entiendo. Será porque no entiendo la cooperación como caridad, porque me parece un horror crear relaciones de dependencia. ¿Enviar papillas? Sólo con el dinero del transporte del container podrían haberlas hecho in situ, comprando allí los cereales,  permitiendo que el dinero de las donaciones vaya a parar al mercado local en vez de convertirse en beneficios para las empresas de transporte y un montón de emisiones de CO2 (pocas cosas hay menos sostenibles que los envíos a larga distancia).

Mientras algunas ONGs (otras, quiero creer que la mayoría, hace tiempo que cambiaron su discurso y sus prácticas) sigan viendo la cooperación como una limosna, no vamos bien. La cooperación y la justicia son algo muy serio, no se trata de darles migajas de nuestros recursos; eso sólo acalla conciencias.

"Se non

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 10:24 am el martes, febrero 9, 2010

Me llega por mail la siguiente frase, atribuida al ganador del Nobel de medicina, el oncólogo brasileño Drauzio Varella:

“En el mundo actual, se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para mujeres, que en la cura del Alzheimer. De aquí a algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con pene duro, pero ninguno de ellos se acordará para que sirven”.

La se

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 8:10 pm el lunes, febrero 1, 2010

Por M.E.

El sábado iba yo con mis hijos en el autobús. Me situé en la zona de los carritos con el pequeño y A. se sentó con otro niño, desconocido, en un asiento doble. Como los dos eran sociables, empezaron a hablar, bajo la atenta mirada de las dos acompañantes del otro niño.
De repente, una señora sentada al otro lado del pasillo pregunta “¿Y estos niños cómo se llaman?”. Le costó bastante entender el nombre del primero, Joan Marc (Juan Marcos), entender que no eran un nombre y un apellido, y entonces preguntó a A. (que tiene un precioso nombre indio): “¿Y tú qué nombre raro llevas?”.
A., sin ni siquiera mirarla, dijo “Ahora no me acuerdo”, y siguió hablando con el niño. La señora insiste y las acompañantes de Joan Marc me preguntan el nombre de mi hijo. Se lo digo, y entonces la señora empieza a decir “Que nombre más raro, este nombre no es catalán, aquí no nos llamamos así, bueno, tu amiguito que tiene dos nombres tan bonitos, que te dé uno, así tendrás un nombre normal”. Yo no daba crédito. Las chicas que iban con el otro niño tampoco, y contraatacaron diciéndole a A. que tenía un nombre muy bonito y muy original.
Pero yo cada día entiendo menos, la verdad.

Acogimiento de ni

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 9:50 pm el miércoles, enero 20, 2010

Conocí al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el pasado otoño en la Facultad de Ciencias de la Educación de Badajoz, tras la clausura de unas jornadas sobre adopción y escuela. Estuvimos conversando cerca de 15 minutos, y me pareció un hombre cabal y prudente. Con un café en la mano, contaba que la etapa más dura que había vivido en su carrera había sido la de responsable de protección de la infancia. Le entendí perfectamente: para cualquiera con un mínimo de sensibilidad, no hay cosa peor que ver niños y niñas que sufren lo que no está escrito, y sentirse impotente ante su dolor.

Imagino que de esa sensibilidad nace la idea de ofrecer hogares extremeños para los menores haitianos. Las imágenes e informaciones de los medios de comunicación sobre el terremoto y sus consecuencias nos contraen el estómago. El cuerpo nos pide a gritos reconducir el dolor y la impotencia en alguna acción positiva. Nos dicen que miles y miles de pequeños se han quedado sin hogar, ¿por qué no ofrecerles los nuestros? Parece una ecuación de lo más simple pero las cosas no son tan sencillas.

Desde CORA que rápidamente ha colocado un comunicado en su página web, la Cruz Roja, Save the Children y la Plataforma por la Infancia se pide reflexión a aquellos que están pensando en que la mejor solución para esos niños es sacarlos inmediatamente del país. Los Servicios Sociales Internacionales han emitido una nota al respecto, que aparece reproducida en su versión española en la web de CORA. Sus argumentos son sólidos. No es el momento de pensar en acogimientos ni adopciones (que, por cierto, la ley de adopción internacional de 2007 prohibe en circunstancias como ésta).

Algunos piensan que es sólo burocracia lo que impide a esos niños ser acogidos en familias extremeñas o de donde sea. ¿Cómo pueden decir que estar allí es mejor que estar aquí? preguntan con incredulidad. Son niños que están viviendo una situación dramática. Muchos han perdido además de su casa (si es que la tenían), personas queridas en esta tragedia. Unicef, Cruz Roja y Save the Children, en colaboración con el gobierno haitiano, están organizando lugares seguros donde acogerlos y un registro de menores no-acompañados (leer más en la web de Unicef). La prioridad es reunirlos cuanto antes con su familia.

Imagino por un momento que sucede algo parecido en mi ciudad, una catástrofe imprevista de proporciones descomunales de esas a las que el cine americano nos tiene casi acostumbrados. Imagino que la ciudad queda devastada y que mi hija queda vagando sola por las calles en medio del caos. Haced la prueba, intentad imaginaros que es vuestro hijo el que queda perdido en el desastre. ¿Hay alguien que pueda imaginar que lo mejor sería que los cascos de la ONU nada más llegar lo sacaran del país y lo mandaran en acogimiento temporal a una familia japonesa?

Los niños que han quedado vagando solos por las calles de Puerto Príncipe necesitan ayuda y protección. Necesitan agua, comida …y, sobre todo, reencontrarse con los suyos. Si sus padres han fallecido, con sus hermanos mayores, con sus abuelos, con sus tías… ¿Cómo negarle a un niño en estas circunstancias el consuelo y el abrazo de quienes le quieren?

Hasta que no se hayan agotado las posibilidades de reagrupación familiar, ningún niño debería salir del país. Y eso, a buen seguro, llevará mucho tiempo. Ahora toca ayudar, pero de otra manera. En este enlace de RTVE están las cuentas de emergencia que han abierto diferentes entidades.

Página siguiente »