La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

El dinero corrompe, aqu

Filed under: Adop. Internacional,China,etica-y-adopcion,media — Beatriz San Román a las 12:05 pm el domingo, agosto 23, 2009

Durante mucho tiempo muchos hemos querido creer que China ofrecía un proceso de adopción claro, limpio, sin fisuras. Los orígenes de los menores resultaban difícilmente rastreables pero nadie dudaba de las razones que les habían llevado a ser adoptables: las leyes chinas sobre control de la natalidad daban lugar al abandono de miles de niños (fundamentalmente niñas).

Sin embargo, ya en 2005 saltó a la prensa la noticia del desmantelamiento de una red en las provincias de Hunan y Guangdong.  El Brandeis Institute recoge en su web noticias sobre el tema y afirma que se llevaron a cabo unas 1.000 adopciones de niños sustraídos ilegítimamente. Casos similares fueron apareciendo de forma puntual. Si se tiene en cuenta que del país han salido más de 80.000 niños en los últimos años, podrían considerarse muy bajos… pero son la señal inequívoca de que el sistema debe ser mejorado y corregido.

Este verano hemos tenido conocimiento de otro gran escándalo ligado a la adopción en China; dos, si añadimos la negativa del gobierno holandés a investigar los indicios de corrupción para no perjudicar las relaciones con el gigante asiático (Ver: Dimite la directora de la ecai holandesa “Niños del mundo”). A principios de Julio, el diario chino Southern Metropolis News se hacía eco de las denuncias contra funcionarios que habían vendido a los orfanatos niños para la adopción internacional. Recientemente, Research-China ha publicado la traducción al inglés del artículo, con detalles que ponen los pelos de punta. Los “family-planners” (funcionarios encargados de supervisar el cumplimiento de las políticas de natalidad) arrebataban sus hijos a las familias que no podían pagar las multas por incumplir la ley del hijo único; después declaraban que habían sido encontrados en la calle y se repartían con el orfanato de turno los 3.000 dólares del donativo.

La adopción internacional en China adolece del mismo fallo de base que está corrompiendo el sistema en tantos lugares: ligar las adopciones a las ayudas humanitarias. A la vista de lo que está ocurriendo, resulta hoy de una ingenuidad increíble. Resuenan una vez más en mi mente las palabras de David Smolin: “los pagos y los donativos son el lubricante del tráfico de niños”. También en China.

Para los orfanatos, cada niño que sale del país en adopción supone un ingreso de 3.000 dólares. Si la demanda de adopciones supera la cantidad de abandonos en su zona… cada niño extra supone un pago equivalente a dos años del salario local. Demasiado dinero, demasiado tentador….

Sobre la adopci

Filed under: Adop. Internacional,China — Beatriz San Román a las 3:43 pm el sábado, agosto 22, 2009

Research-China: Para quienes tengan interés en entender las complejidades de la adopción en China, las páginas webs de Brian Stuy son una fuente casi inagotable de información. Brian y su mujer Longlan, padres adoptivos de tres niñas nacidas en China, pusieron en marcha hace tiempo un servicio para ayudar a los adoptantes en aquel país a bucear en los orígenes de sus hijos (Ver: La primera foto de tu hij@ adoptad@ en China). Son, posiblemente, dos de las personas que más conocen cómo funcionan allí las adopciones.

En sus escritos vemos reflejada la misma dolorosa evolución que, más rápida o más lenta, muchos hemos hecho en los últimos años. En los mensajes más antiguos, Brian hablaba de la cantidad de orfanatos cuyos menores nunca tendrían una familia porque no estaban autorizados para tramitar las adopciones. A medida que ha ido conociendo esos centros y ha profundizado en su comprensión de los rápidos cambios que experimenta el país, se ha ido dando cuenta de que la realidad no es como había creído. En julio del año pasado, según cuenta en su página, contactó con una muestra de trece orfanatos de siete provincias diferentes, y encontró lo mismo que había hallado en todos los centros que no están autorizados para tramitar adopciones internacionales y que ya había visitado con anterioridad: ninguno de ellos tenía ni un solo niño huérfano sano, y casi todos tenían listas de espera de familias chinas que deseaban adoptar.

Brandeis Institute: Esta página, que ya hemos mencionado otras veces, publica un recopilatorio de noticias sobre adopción clasificadas por países. En la sección dedicada a China, trata de dar respuesta a por qué surgen casos de robo de niños en un país donde se supone que cada día se abandonan niñas en la calle.

Dimite la directora de la ecai holandesa "Ni

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,China — Beatriz San Román a las 11:39 pm el viernes, agosto 21, 2009

inahu

En el año 2003, Ina Hut fue nombrada directora de Wereldkinderen (“Niños del mundo”, la principal agencia de adopción internacional de Holanda). Según declaró en una entrevista el pasado martes, ella creía entonces en el sistema, pero pronto aparecieron las dudas sobre la limpieza y las garantías de los procesos. Aún sabiendo que le podía ir su sueldo y su puesto en ello (como así ha sido finalmente), no quiso cerrar los ojos. Renunció a su proyecto de ser madre a través de la adopción, y los mantuvo bien abiertos para intentar entender qué estaba pasando.

En una entrevista emitida en julio de 2007, Ina Hut mostraba su inquietud por la falta de garantías y el modo en que el dinero movía las adopciones internacionales. “Nosotros no queremos pagar dinero extra ¿y qué ocurre? Que los niños de los orfanatos van a parar a otros países, como Francia, Estados Unidos, Italia y España”.

Esta misma semana, Ina Hut ha dimitido. La gota que ha colmado el vaso parece haber sido la prohibición de las autoridades holandesas a investigar la procedencia de los niños supuestamente abandonados. La noticia dice que el gobierno temía las repercusiones en las relaciones diplomáticas y económicas con el país de origen. Se dice incluso que las autoridades de este último amenazaron con vetar sus exportaciones de carne. Hut ha declarado que la autoridad central de su país la amenazó con retirar la acreditación de su entidad si seguía investigando sobre la adoptabilidad de los menores.

A estas alturas, no sorprende ya que las autoridades traten de minimizar el alcance de la corrupción y que prefieran no seguir investigando: ojos que no ven, corazón que no siente (y cargo que no peligra). Es más cómodo pasar por encima sobre el tema, y asumir que la corrupción es mínima porque “hay millones de niños que necesitan ser adoptados”. Es más fácil no detenerse a pensar demasiado, porque de hacerlo, se darían cuenta de que el razonamiento no se sostiene. Si realmente hubiera muchos más niños adoptables que familias adoptantes, ¿por qué alguien iba a falsear adoptabilidades o a robar niños? ¿Cómo explicar que haya en España al menos una docena de niños que fueron arrebatados a sus familias y cuyos padres reclaman su vuelta a través de ONGs como Children Workers of Nepal o incluso sentencias judiciales de sus países?

Lo que me ha hecho arquear las cejas (y lanzarme a consultar la hemeroteca) ha sido que el sistema que Ina Hut estaba cuestionando era el chino, del que durante tanto tiempo se ha dicho que era totalmente fiable. Sigo dándole vueltas al asunto, espero en breve haberme documentado y reflexionado lo suficiente como para escribir un post sobre el tema.