La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

Paper Orphans: escalofriante documental sobre las adopciones en Nepal

Filed under: dolor,etica-y-adopcion,Nepal — Beatriz San Román a las 11:16 pm el Lunes, octubre 17, 2011

Un documental impresionante, realizado por Terre des Hommes.

Paper Orphans – I

Paper Orphans – II

Paper Orphans – III

Paper Orphans – IV

 

 

 

 

 

Las preguntas que vendr

Filed under: etica-y-adopcion,ORIGENES,Preguntas incómodas,retos-y-dificultades — Beatriz San Román a las 10:44 pm el Domingo, enero 9, 2011

En las últimas semanas ha circulado por las listas de internet un artículo de Luna Bolívar. Las dos citas que lo encabezan son demoledoras:

“No habría tantos niños en orfanatos si no hubiera tanta gente dispuesta a pagar tanto dinero por ellos”

“Quien paga demasiado (…) contribuye a sostener un sistema corrupto”

En los comentarios de la página, no son pocos los que lo tachan de alarmista y sesgado. Lo acusan de que “no tiene ningún rigor, no ha contrastado nada (…) Ni se han molestado en conocer la realidad”.

Es verdad que es difícil de creer que el sistema de adopción internacional vaya en función de los intereses de los países adoptantes pero a estas alturas hay ya tanta información que no se puede sostener lo contrario. El texto cita datos de UNICEF y opiniones de expertos de Terre des Hommes y Against Child Trafficking, dos organizaciones que trabajan sobre el terreno, y que llevan tiempo denunciando cómo funciona la industria de búsqueda de niños para la adopción.

También aparecen en los comentarios historias de quienes han descubierto o están descubriendo a posteriori que su expediente de adopción estaba plagado de mentiras. Y de personas adoptadas, que dan su punto de vista. Laura Heckel, vicepresidenta de La Voz de los Adoptados, ha escrito un post sobre el tema que lleva por título ¡¿Queda claro?!

No estoy de acuerdo con mi amiga Laura en una cosa. Ella dice que los adoptantes deberían de pensar que, cuando sus hijos tengan 25 ó 30 años, no se conformarán en confiar en que todo fue claro, querrán la certeza (certeza que, hoy por hoy, no existe en gran parte de los procesos). No creo que haya que esperar tanto. Mucho antes, pondrán en el buscador “adopción en tal país” y encontrarán este artículo y otros similares, los informes de UNICEF y los Servicios Sociales Internacionales  relatando cómo se falsean las adoptabilidades aquí y allá… A buen seguro tendrán muchas preguntas de difícil respuesta. Muy posiblemente algunas tendrán un tono inquisidor: ¿Qué hicimos cuando supimos que el sistema facilitaba los abusos? Y si descubrimos que su historia oficial tenía fisuras, ¿las enterramos sin más o tratamos de atesorar la información que les pertenecía y que sabíamos que ellos podían demandar en el futuro? ¿Hicimos algo para evitar el lado oscuro del sistema o vimos el dolor y la injusticia y decidimos mirar hacia otro lado?

Reportaje en televisi

Filed under: Adop. Internacional,dolor,etica-y-adopcion,etiopia,madres-biologicas — Beatriz San Román a las 11:52 pm el Martes, septiembre 15, 2009

madresetiopia

En este enlace, se puede ver un reportaje de la ABC australiana sobre las adopciones en Etiopía. Impresionante. Mucho. Parte de él está grabado con cámara oculta. Se muestra el modo en que las agencias de adopción reclutan niños en las aldeas, cómo falsean los datos de adoptabilidad, cómo engañan a las familias biológicas y a las adoptivas.

Me ha impresionado el abrazo de las dos madres de la primera historia, que es la imagen con la que se ilustra este post. A los padres adoptivos del niño les dijeron que su madre etíope tenía SIDA y estaba muy enferma. Tuve la desgracia de perder varios amigos cuando esta enfermedad era en España incurable,  así que no he podido menos que levantar las cejas con suspicacia cuando, tras esta presentación, aparece una mujer aparentemente sana y fuerte. Con todo, lo que más me ha impresionado de esta parte es ese abrazo, y el pensar en cómo lo que allí es todavía una enfermedad-estigma, aquí es ya casi una enfermedad crónica.

Me ha impresionado sobremanera las secuencias en que se ve cómo se reclutan los niños en las aldeas remotas. Sabía de estos métodos, también utilizados por los orfanatos que tramitan con ECAI españolas, pero verlo en vivo ha hecho que me estremezca. Se ve también cómo en la misma localización la representante de la agencia americana presenta a uno de los niños que han sido entregados como abandonado, y explica que hasta ahora estaba acogido en casa del señor que aparece sentado junto a él. El niño no mira a ese hombre, su cabeza se vuelve mientras busca con su mirada a alguien que no aparece en el cuadro. No puedo evitar pensar que tal vez busca a su madre… La mano de la mujer de la agencia trata de corregir la posición de su cabeza.

El reportaje presenta después a los padres de este niño. Los papeles de Tegene Boe (así se llama el pequeño) recogían la historia que antes contaba a cámara la responsable de la agencia, explicando que se trataba de un niño huérfano abandonado. Entre sus papeles había una foto en la que el niño aparecía junto a las personas que supuestamente lo encontraban. Cuando los padres adoptivos mostraron la imagen al niño y señalaron a la mujer que en ella aparecía, el niño dijo que era su madre. Impresiona ver la cara desencajada de la madre californiana, explicando que ella no quería adoptar un falso huérfano y que si lo hubiera sabido nunca hubiera adoptado en esas condiciones.

Más adelante descubrieron que, a pesar de que el certificado médico decía que su salud era perfecta, el niño tenía una parálisis cerebral. Me impresiona la ternura y el cariño que la madre despliega con el chiquillo, y también sus lágrimas cuando reconoce que nunca lo hubiera adoptado de haber sabido su estado de salud.

Los reporteros visitan entonces al médico que firmó en Etiopía su certificado de salud. No se acuerda del caso, pero afirma que la agencia le solicitaba constantes cambios en los certificados, especialmente cambios de edad. De eso en España también sabemos bastante…

El vídeo recoge también las declaraciones de Mehari Maru, un abogado especialista en derechos humanos, y de Eyob Kolche, director de un orfanato con una visión muy crítica sobre cómo está funcionando la adopción internacional en su país. Para ellos, es inaceptable el modo en que se reclutan niños en las aldeas para su “comercialización”, en lugar de apoyar a sus familias y a sus comunidades. Kolche explica que los padres de los niños no entienden que la adopción significa que pasan a ser hijos de otros, y que perderán todo contacto para siempre.

Los testimonios ante la cámara de algunas madres etíopes que dieron a sus hijos en adopción son absolutamente desgarradores. Son mujeres fuertes, que llevan escrito en el rostro que la suya no es una vida fácil. Nadie les contó lo que implicaría su renuncia ni las preparó para ello. Nadie les contó que muy probablemente jamás volverían a saber de ellos. Entregaron a sus hijos pensando que los enviaban a una vida mejor y más segura, con la promesa de que recibirían información cada tres meses, pero pasan los años y nadie responde sus preguntas.  “No tengo palabras para expresar mis sentimientos y mi angustia sobre lo que ocurrió a mis hijos y lo que hice. Como madre no poder saber de la situación de mis hijos me hace muchísimo daño. No tengo palabras, no tengo palabras para expresar mis emociones” explica mientras enjuaga sus lágrimas una de las madres, cuyos hijos fueron adoptados en Canadá. Le prometieron que tendría noticias cada tres meses… y ahora llora y maldice el día en que se dejó convencer. La cámara la acompaña desde su aldea hasta la capital, para pedir noticias de sus hijos. Ni siquiera la reciben.

Añadido el 17 de septiembre de 2009: He vuelto a ver el reportaje, y esta vez creo que lo que más me ha impresionado es la madre adoptiva que le dice a la mujer etíope “tu tienes el privilegio de compartir tus hijos”. Bufff…

Enlaces relacionados:

Cuando la adopción busca familias a niños que ya tienen una

El dolor de las madres biológicas

La adopción internacional, ¿tiene que ser cerrada?

El dinero corrompe, aqu

Filed under: Adop. Internacional,China,etica-y-adopcion,media — Beatriz San Román a las 12:05 pm el Domingo, agosto 23, 2009

Durante mucho tiempo muchos hemos querido creer que China ofrecía un proceso de adopción claro, limpio, sin fisuras. Los orígenes de los menores resultaban difícilmente rastreables pero nadie dudaba de las razones que les habían llevado a ser adoptables: las leyes chinas sobre control de la natalidad daban lugar al abandono de miles de niños (fundamentalmente niñas).

Sin embargo, ya en 2005 saltó a la prensa la noticia del desmantelamiento de una red en las provincias de Hunan y Guangdong.  El Brandeis Institute recoge en su web noticias sobre el tema y afirma que se llevaron a cabo unas 1.000 adopciones de niños sustraídos ilegítimamente. Casos similares fueron apareciendo de forma puntual. Si se tiene en cuenta que del país han salido más de 80.000 niños en los últimos años, podrían considerarse muy bajos… pero son la señal inequívoca de que el sistema debe ser mejorado y corregido.

Este verano hemos tenido conocimiento de otro gran escándalo ligado a la adopción en China; dos, si añadimos la negativa del gobierno holandés a investigar los indicios de corrupción para no perjudicar las relaciones con el gigante asiático (Ver: Dimite la directora de la ecai holandesa “Niños del mundo”). A principios de Julio, el diario chino Southern Metropolis News se hacía eco de las denuncias contra funcionarios que habían vendido a los orfanatos niños para la adopción internacional. Recientemente, Research-China ha publicado la traducción al inglés del artículo, con detalles que ponen los pelos de punta. Los “family-planners” (funcionarios encargados de supervisar el cumplimiento de las políticas de natalidad) arrebataban sus hijos a las familias que no podían pagar las multas por incumplir la ley del hijo único; después declaraban que habían sido encontrados en la calle y se repartían con el orfanato de turno los 3.000 dólares del donativo.

La adopción internacional en China adolece del mismo fallo de base que está corrompiendo el sistema en tantos lugares: ligar las adopciones a las ayudas humanitarias. A la vista de lo que está ocurriendo, resulta hoy de una ingenuidad increíble. Resuenan una vez más en mi mente las palabras de David Smolin: “los pagos y los donativos son el lubricante del tráfico de niños”. También en China.

Para los orfanatos, cada niño que sale del país en adopción supone un ingreso de 3.000 dólares. Si la demanda de adopciones supera la cantidad de abandonos en su zona… cada niño extra supone un pago equivalente a dos años del salario local. Demasiado dinero, demasiado tentador….

Filed under: Adop. Internacional,etica-y-adopcion,Reflexiones al sol — Beatriz San Román a las 7:28 pm el Miércoles, agosto 12, 2009

Del 8 al 10 de septiembre, la Universidad Autonóma de Madrid organiza un curso de verano sobre “Adopción Internacional de Menores”. En estos días ando encerrada tratando de cerrar el guión de mi intervención en la mesa redonda que lo clausura. Se trata de contestar si el sistema funciona, si garantiza que las adopciones se hacen siempre con el máximo respeto a los intereses de los menores. A día de hoy, tengo claro que la respuesta es no. Los motivos creo que quedan explicados en el editorial publicado en el último Newsletter de AFIN del que hablaba en el post anterior (“La adopción internacional hoy: el imperativo moral de una reforma urgente”), pero lo que resulta más difí­cil de dilucidar es por qué se sigue manteniendo un sistema incapaz de hacer frente a la situación actual de la adopción internacional.

Como dice Alicia en los comentarios al post anterior, el tema es complejo. Es difícil de entender por qué las administraciones no son más diligentes y rotundas a la hora de exigir que las adopciones sean limpias. Para empezar, el sistema actual de ECAI es un lastre notable (lo que no justifica la falta de respuesta y la falta de control, pero contribuye a ello). Como cada comunidad autónoma tiene potestad para acreditar las suyas, nos encontramos con que hay un enorme número de ellas, y que todas dependen para su supervivencia de que sigan saliendo niños en adopción de los países donde están acreditadas. Se crearon pensando en gestionar un gran volumen de expedientes, sin tener en cuenta que tal vez (como está ocurriendo) no hubiera ñinos adoptables para todos ellos. La inmensa mayoría de ellas tienen en la adopción su única fuente de financiación: sin nuevas adopciones, no hay dinero para pagar las nóminas. Y ya se sabe, hasta las verdades más evidentes son difíciles de ver cuando te va en ello el sueldo…

Creo que el tema es complejo, sobre todo, porque entra en  juego un etnocentrismo soterrado que pocas veces se verbaliza, eso de “bueno, al final están mejor aquí”. Y si sus padres (y sus hermanos mayores, sus vecinos y sus abuelos aunque nadie parece tenerlos en cuenta) son pobres, pues mejor en una familia donde no pasen penurias. Y eso sirve incluso para justificar que sus familias hayan sido presionadas, engañadas o coaccionadas para que den a sus hijos en adopción. ¿Cuándo vamos a reconocer de una vez por todas que no es admisible someter a un niño al trauma de separarse de su familia simplemente porque ésta era pobre?

No, no es ético ni moralmente admisible “elegir” a los miembros más pequeños y sanos de las familias que viven en situaciones muy duras, sacarlos de la familia que los quiere para que otra más rica pueda tener el hijo que ansia y olvidarnos del resto. ¡Y, además, va en contra de las leyes internacionales y nacionales que rigen en materia de adopción!

Nuestra legislación, los responsables en materia de adopción ¡y hasta el convenio con Vietnam! dicen y repiten que todo debe ser en el interés del menor, de acuerdo a la Declaración de Derechos del Niño. Y esa declaración sobre la que teóricamente se constituyen las adopciones defiende el derecho del niño a vivir en la familia en la que nace, con independencia de su estatus económico (salvo cuando esa familia suponga un riesgo para su desarrollo).

La adopción es una medida de protección válida para devolver a los niños que han perdido su familia el derecho a crecer en un entorno familiar pero ningún niño debería salir de una familia que lo quiere por falta de recursos. Lo contrario, es simplemente colocar nuestro egoísta (aunque legítimo) deseo de ser padres por encima de los derechos del menor.´

Ritmos diferentes para cuestiones diferentes (adopci

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,ECAIs,etica-y-adopcion,etiopia,media — Beatriz San Román a las 12:34 am el Martes, junio 9, 2009

A raí­z del reportaje canadiense del post anterior, los foros de adoptantes han estado de lo más movido. Como no podí­a ser de otra forma, la información ha causado mucha inquietud entre las familias en proceso, que se han organizado para pedir explicaciones tanto a las ECAIs como a la embajada española, al canal de televisión que emitió el video y al consulado etíope en Francia. Lo que quizás sorprende es la celeridad con la que las dos entidades cuyos nombres aparecí­an en el listado del ví­deo han reaccionado emitiendo un comunicado conjunto. En él se explica que han tenido una reunión con la jefa de servicio del Ministerio etíope que “se ha mostrado dispuesta a aclarar esta situación” y “han solicitado la intervención inmediata de la Embajada de España en Etiopía para que, de oficio (sic), realice las oportunas averiguaciones ante el Ministerio de la Mujer de Etiopía, y emita la aclaración correspondiente, ya que ambas entidades estamos siendo víctimas de una manipulación informativa que daña nuestra imagen gravemente”.

Cuando etiopí­a manifestó a las ECAIs que implementaría una nueva política de adopciones que daba prioridad a las parejas sobre las solteras, las monoparentales tuvieron que enterarse a través de internet. Pasaron varias semanas (muy largas para las personas afectadas) antes de que las ECAIs empezaran a informarlas sobre los posibles cupos y la no admisión de nuevos expedientes de personas que adoptaran en solitario.

El pasado 26 de mayo se publicaba en la web del gobierno de EE.UU. que Etiopía había decidido paralizar los juicios de los niños abandonados, ya que el número de abandonos había crecido de forma extraordinaria y se sospechaba que este crecimiento había sido inducido fraudulentamente. No hubo entonces (ni la hay por el momento) ninguna nota informativa explicando que hubieran pedido una reunión urgente con las autoridades etíopes o solicitado al embajador que averiguara qué estaba pasando. ¿Será por qué consideran que un reportaje que les deja en una posición poco clara es mucho más importante que el que se falseen las adoptabilidades de los niños?

¿Manipulación informativa?

En el reportaje se dice que las autoridades etíopes piensan que la adopción se ha convertido en un “gran negocio” para los orfanatos y las ECAIs. La ministra etíope dice que “la mayoría de ellos” no tienen cuentas transparentes y que no se sabe dónde va el dinero. A continuación, la voz en off habla de una investigación llevada a cabo en septiembre por el gobierno de Etiopía. Se investigaron 71 agencias y 31 de ellas no pasaron los controles porque sus instalaciones no cumplían con los mínimos o porque su personal no estaba cualificado. Justo en ese momento es cuando se muestra la primera página de un listado en el que aparecen las dos ECAIs españolas.

Me molesta que siempre que a alguien no le gusta lo que sale en los medios lo califique de “manipulación informativa”, como han hecho ahora las ECAIs implicadas. No voy a poner la mano en el fuego por un periodista canadiense al que ni conozco, pero me parece como poco difícil de creer que haya conseguido que la ministra sostenga el listado y señale con su bolígrafo a CAFAC, la agencia canadiense sobre la que está investigando el periodista.

A estas alturas, a mí el reportaje me merece toda la credibilidad. Me parece sorprendente que las ECAIs den a entender que no saben nada de ese listado (lo mismo que argumenta CAFAC, aunque la ministra asegura que se lo han comunicado). Me parece increíble que, con la cantidad de dinero que se mueve, las ECAIs no cumplan siquiera con los mínimos que marca el gobierno de Etiopía, que seguro que están muy lejos de lo que aquí exigimos a cualquier guardería. Pero, sobre todo, más allá de qué significa estar en esa lista, me parece preocupante que la ministra opine que no hay transparencia en los procesos y que el gobierno etíope haya paralizado los juicios porque sospeche que se está traficando con niños. Y me sorprende (o debería) y me preocupa que nuestras autoridades no hayan paralizado inmediatamente los procesos hasta que se aclaren las dudas.

M

Filed under: ECAIs,etica-y-adopcion,etiopia,media,ORIGENES,Preguntas incómodas — Beatriz San Román a las 3:55 pm el Miércoles, junio 3, 2009

Learning the truth – reportaje de la CBC

Es un reportaje emitido por una televisión canadiense (pincha aquí si no se te carga). Las historias que cuentan las familias canadienses son calcaditas de las que circulan por los foros (y por las mesas de la administración que hasta ahora ha mirado para otro lado). Se muestra incluso un documento elaborado por el Ministerio etíope que lleva el tema sobre la falta de garantías. Treintaicinco (¡35!) agencias de adopción bajo sospecha. Solo se ve la primera página del listado; los números 1 y 11 son ECAIs españolas.

Cuando escribí Busco testimonios sobre irregularidades, no me imaginaba ni el volumen ni la crudeza de las respuestas. Huérfanos que en realidad no lo son. Padres que rastrean los orígenes de sus hijos y se encuentran con que todo su expediente es una mentira. “Errores” (¡cuántos errores!) a la baja en la edad de los niños, que cuando llegan resulta que no tienen 3 ó 4 años sino 6 u 8. Niños que, apenas aprenden el idioma, explican su historia, que no se parece en nada a lo que dicen sus papeles.

De distintas ecais, de distintas comunidades autónomas… Una tiene la sensación de que no es que tal o cual representante esté fallando; falla, y estrepitosamente, el sistema. ¿Hasta cuándo las ECAIs y las Comunidades Autónomas van a seguir haciendo la vista gorda? ¿Hasta cuándo van a seguir permitiendo que las familias envíen a Etiopía sus expedientes pensando que todo está bajo control, a sabiendas de que el riesgo de que se encuentren con la tragedia de descubrir que su adopción no fue limpia es cada vez más alto?