La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

El esc

Filed under: adopcion-y-etica,ECAIs,etiopia — Beatriz San Román a las 10:28 am el Lunes, abril 12, 2010

Hay cosas que desafían la lógica. Que no hay quien las entienda, vamos. Y lo que ha pasado y pasa con la ECAI Amofrem es una de ellas.

Varias familias han presentado denuncia ante la comunidad de Murcia por irregularidades graves en sus procesos de adopción. No es algo nuevo (aunque cada vez son más). En noviembre de 2008, algunas familias que habían denunciado a Amofrem contaron lo que les había sucedido en las listas de correo de adopción. Historias alucinantes, en las que había desde “errores” y falsedades varias en la información sobre la edad, el estado de salud o la historia de los menores adoptados hasta peticiones de donativos fuera de presupuesto. Pero más alucinante aún fue la respuesta de Salvador Gálvez, director de Amofrem. En un escrito bochornoso, que todavía está colgado en internet y se puede leer en este enlace, no sólo hacía gala de una demagogia barata para acusar a las familias engañadas de estar intentando acabar con la adopción internacional para perjudicar a los menores huérfanos, sino que se permitió el lujo de amenazarlas públicamente. Con el enrevesado y nada creíble argumento de que si firmas un contrato no puedes luego denunciar ninguna irregularidad porque eso sería “vicio de consentimiento”, aseguraba que debía informar a las autoridades etíopes de que las adopciones de los denunciantes eran “nulas” para que “el país pueda actuar en consecuencia y decidir si deben ser devueltos los menores”. Jurídicamente, el argumento es de risa; al margen de las leyes, solo se me ocurren adjetivos como deleznable para calificar una amenaza tan burda en un tema tan sensible.

El papel de la administración murciana ante las denuncias

Cuesta creer que nadie en la administración tomara cartas en el asunto, que no se exigiera una rectificación pública a Amofrem ni se le abriera ningún tipo de expediente. Como cuesta creer algunas de las respuestas de la administración a las denuncias que he tenido ocasión de leer. Cuesta creer que todo se justifique. ¿Que hay errores graves en las pruebas médicas? Bueno, es que estas cosas pasan. ¿Que algunos menores tenían más de 3 años de lo que decían sus papeles? Una confusión en la comunicación. ¿Que se exigen donativos extra fuera de presupuesto para el orfanato? Bueno, pues como es una cantidad fija, eso es “una garantía”. ¿En qué cabeza cabe semejante argumento? Todos sabemos que el Convenio de la Haya prohíbe exigir ese tipo de pagos porque son el engrasante de la corrupción, pero parece que para la administración murciana, mientras no se subasten, no pasa nada por comprar voluntades.

No contentos con justificar lo injustificable para que las denuncias no prosperen, resulta que ahora se les niega su solicitud de realizar los seguimientos postadoptivos anuales con una entidad distinta a Amofrem. Los seguimientos son una obligación contraída por los adoptantes con el país de origen (en este caso, Etiopía), y en espera de que se resolviera su solicitud, varias familias los realizaron con otros equipos y los entregaron directamente al MOWA, el organismo etíope responsable de las adopciones, quienes no les pusieron el menor inconveniente, al contrario.

Y, sin embargo, la administración sigue empeñada en que eso no es posible, y en que las familias tienen que “pasar por el aro”. Por más que lo pienso, no encuentro razones para seguir la lógica de este empecinamiento. ¿Se trata simplemente de “machacar” a las familias? Me parece poco creíble. ¿De garantizar el negocio de los seguimientos a los amigos de Amofrem? Pues por 300 eurillos al año, tampoco sé yo si merece la pena montar tal escándalo… ¿Lo que se pretende es desanimar a otras familias que han descubierto también irregularidades graves en sus procesos para que no denuncien? Me resisto a pensar que se pueda ser tan retorcido…

El colmo de los despropósitos es ya, como denuncia CORA en su web, que la administración murciana haya amenazado a las familias con comunicar a las autoridades etíopes que los seguimientos no se están haciendo por la negativa de las familias a realizarlos. Eso es, sencillamente, faltar a la verdad. Las familias quieren hacer los seguimientos pero, como es lógico, no quieren hacerlo con el equipo de la entidad a la que han denunciado por haber traicionado su confianza en lo más sensible, el proceso de adopción de sus hijos. ¡A mí me parece una pretensión de lo más lógica!

No entiendo la negativa de la administración a autorizarles a realizarlos con otra entidad en lugar de buscar una mejor solución (solución que, por otra parte, las familias ya han encontrado por sí solas). Los seguimientos son, además del cumplimiento de una obligación con el país de origen, una herramienta de extraordinario valor para apoyar a las familias en los procesos de adaptación e integración de sus hijos. Como las visitas periódicas al pediatra, los seguimientos son una buena forma de acompañar a los menores y sus familias en su desarrollo, de detectar posibles problemas y resolver las dudas que vayan surgiendo.  Pero para ello, es necesario un clima de respeto y confianza imposible de establecer con personas a las que se ha denunciado. Una vez más, con el empecinamiento de los adultos, los que salen perdiendo son los menores.

Se acab

Filed under: Adop. Internacional,Adopcion y Escuela,adopcion-y-etica,CORA,ECAIs,Historias personales,Reflexiones al sol — Beatriz San Román a las 2:42 pm el Sábado, enero 9, 2010

Lamentablemente, no ha estado muy activo últimamente. Creo que, en gran parte, se debe a que las personas que normalmente escriben han estado más ajetreadas que de costumbre: mudanzas, nuevos trabajos, situaciones personales más o menos complicadas… ¡y yo que pensaba que la crisis al menos nos iba a traer más tiempo libre!

Por lo que a mí respecta, el 2009 ha sido un año… intenso. Ha sido un año muy guapo, lleno de pequeños momentos para paladear y saborear, mucho que pensar y mucho por hacer. Muchos posts se han quedado en el tintero mientras los días se me escurrían entre los dedos. El último trismestre pintaba tranquilito, pero finalmente ha sido un período muy ajetreado:

– Acepté muchas invitaciones para dar charlas en asociaciones, jornadas sobre adopción y también para seminarios en centros de recursos para profesores en torno a temas como la adopción y la diversidad en las aulas, el racismo en la escuela, etc.. De Gijón a Córdoba, de Cáceres a Girona, de Zaragoza a Badajoz… De cada viaje, me traje nuevas cosas en las que pensar,  y esa sensación de conocer gente que no resigna, que lucha y resiste para que las cosas cambien a mejor… ¡vitaminas para el alma!

– Tras el verano, nos comunicaron que el Ministerio ampliaba por tres años más la financiación del estudio sobre La integración familiar y social de los menores adoptados internacionalmente: perspectivas multidisciplinares y comparativas, que finaliza el próximo mes de marzo y que ahora cambiará su nombre para ampliar su temática: Adopción Internacional y Nacional: Familia, educación y pertenencia Es una excelente noticia, porque a estas alturas ya no tengo dudas de que es el más ambicioso de cuantos se han hecho sobre el tema en España y creo que, a través del intercambio entre los distintos grupos de trabajo que lo componemos, avanzamos cada vez un poquito más deprisa en descubrir y entender las complejidades que entraña.

– En octubre, volví a  la Universidad (a mi edad, a algunas les da por la liposucción y otras nos damos de bruces con formas más radicales de mantenerse en forma ja ja). Para rematar el mes, tuve un accidente de tráfico, que me ha dejado un problema en las cervicales que todavía me tiene en situación de baja, pero al que espero dejar atrás cuando acabe la rehabilitación.En diciembre, se publicaron finalmente dos reportajes sobre temas relacionados con la protección de la infancia en los que venía trabajando desde el 2008. El primero, al que finalmente pusieron por título Mimos de familia, lo disfruté enormemente. El segundo, Adopciones en la encrucijada, me obligó a mirar de frente las incongruencias y los fallos del sistema, y el drama enorme para todos los implicados que se esconde detrás de eso que eufemísticamente se llaman “irregularidades”.

– En el medio, asistí en representación de CORA a las jornadas sobre el marco de garantías en la adopción internacional organizadas por el Ministerio y el Gobierno de Aragón. Sabíamos de antemano que los discursos sobre la necesidad de extremar el control y las precauciones para evitar adoptabilidades fraudulentas de las asociaciones de CORA y de las ECAIs eran muy distintos; lo que no sabíamos es que los representantes de éstas últimas eran tan cobardes como para tratar de silenciar las cosas turbias que están ocurriendo mediante la difamación y la calumnia. Curiosamente, cuando se les ha solicitado vía bureaufax que asumieran o negaran la autoría del libelo que repartieron en las jornadas y que venía firmado por las distintas federaciones de ECAIs, han dado la callada por respuesta. El tema hubiera dado seguramente mucho de sí en el blog, pero me faltaron ganas y tiempo. Si a alguien le interesa, dejo los enlaces al comunicado de CORA y a mi respuesta sobre el tema.

Se acabó el 2009 y el 2010 me encuentra con muchos proyectos interesantes, muchas preguntas a las que encontrar respuesta y muchas ganas de seguir disfrutando de la vida, de mi familia, de los amigos… Espero que sea un buen año para todos, y que el blog se reactive… aunque sea con posts más cortos. ¡La aventura continúa! ¡Feliz 2010!

specialmente el último trimestre.

La duda que desgarra

Filed under: adopcion-y-etica,ORIGENES — Beatriz San Román a las 12:59 am el Domingo, septiembre 6, 2009

Hoy he asistido al acto de presentación de la Coordinadora de Afectados de la Clínica San Ramón, cuyo nombre completo añade la coletilla “y otras clínicas de Madrid”, aunque son conscientes de que van a necesitar cambiarlo. No fue solo el doctor Vela, la clínica que dirigía, la de O’Donnell, la de Santa Cristina o la de Belén. Chiringuitos similares los hubo en muchas otras ciudades de este país, y es difícil cuantificar cuántas fueron las adopciones tramitadas de forma irregular, cuántos los niños separados de sus madres mediante coacciones, mentiras y engaños. El sociólogo Francisco González de Tena afirma que posiblemente se cuenten por miles. Y seguramente así sea, pues desde su creación hace tan sólo unos meses más de cien personas se han adherido a la coordinadora. Hoy tres de estas personas nos han hablado de su búsqueda y de su necesidad de saber la verdad: Carolina y David en su condición de hijos adoptados; Elsa en la de madre que lleva 28 años preguntándose qué habrá sido del bebé que dio a luz.

Sus testimonios han sido grabados en video, y espero muy pronto poder añadir a este post los enlaces de youtube para quien tenga interés en visionarlos. A los tres les une la sombra de la duda que desgarra, la sospecha de haber sido víctimas de la mafia de tráfico de niños que urdieron el doctor Vela, Sor María y sus colaboradores. Una oscura trama que se destapó en el año 81, y en el que aún a día de hoy los interrogantes son más que las certezas. Y lo que es peor, su peregrinaje en pos de la verdad, de su verdad, la que les pertenece y nadie debería negarles, choca una y otra vez con puertas cerradas, con archivos desaparecidos o inaccesibles, con respuestas frías e insensibles que tratan de convencerles de que aquello fue por su propio bien y que es mejor que pasen página.

Sus relatos, como los de las personas del público que intervienen a continuación para contar historias escalofriantemente similares a las suyas, me provocan una gran indignación pero también una enorme vergüenza. Me indignan los tejemanejes del doctor Vela y compañía pisoteando los derechos de unos y otras, pero también siento una enorme vergüenza con la falta de respuesta que como sociedad estamos ofreciendo a sus víctimas. ¿Tan difícil sería crear un banco de datos genéticos para cruzar los de las madres y los hijos que se buscan? ¿No debería el Estado, que fue en su día incapaz de proteger sus derechos, poner los medios para reparar esos atropellos y restituirles al menos el derecho a conocer la verdad?

Dimite la directora de la ecai holandesa "Ni

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,China — Beatriz San Román a las 11:39 pm el Viernes, agosto 21, 2009

inahu

En el año 2003, Ina Hut fue nombrada directora de Wereldkinderen (“Niños del mundo”, la principal agencia de adopción internacional de Holanda). Según declaró en una entrevista el pasado martes, ella creía entonces en el sistema, pero pronto aparecieron las dudas sobre la limpieza y las garantías de los procesos. Aún sabiendo que le podía ir su sueldo y su puesto en ello (como así ha sido finalmente), no quiso cerrar los ojos. Renunció a su proyecto de ser madre a través de la adopción, y los mantuvo bien abiertos para intentar entender qué estaba pasando.

En una entrevista emitida en julio de 2007, Ina Hut mostraba su inquietud por la falta de garantías y el modo en que el dinero movía las adopciones internacionales. “Nosotros no queremos pagar dinero extra ¿y qué ocurre? Que los niños de los orfanatos van a parar a otros países, como Francia, Estados Unidos, Italia y España”.

Esta misma semana, Ina Hut ha dimitido. La gota que ha colmado el vaso parece haber sido la prohibición de las autoridades holandesas a investigar la procedencia de los niños supuestamente abandonados. La noticia dice que el gobierno temía las repercusiones en las relaciones diplomáticas y económicas con el país de origen. Se dice incluso que las autoridades de este último amenazaron con vetar sus exportaciones de carne. Hut ha declarado que la autoridad central de su país la amenazó con retirar la acreditación de su entidad si seguía investigando sobre la adoptabilidad de los menores.

A estas alturas, no sorprende ya que las autoridades traten de minimizar el alcance de la corrupción y que prefieran no seguir investigando: ojos que no ven, corazón que no siente (y cargo que no peligra). Es más cómodo pasar por encima sobre el tema, y asumir que la corrupción es mínima porque “hay millones de niños que necesitan ser adoptados”. Es más fácil no detenerse a pensar demasiado, porque de hacerlo, se darían cuenta de que el razonamiento no se sostiene. Si realmente hubiera muchos más niños adoptables que familias adoptantes, ¿por qué alguien iba a falsear adoptabilidades o a robar niños? ¿Cómo explicar que haya en España al menos una docena de niños que fueron arrebatados a sus familias y cuyos padres reclaman su vuelta a través de ONGs como Children Workers of Nepal o incluso sentencias judiciales de sus países?

Lo que me ha hecho arquear las cejas (y lanzarme a consultar la hemeroteca) ha sido que el sistema que Ina Hut estaba cuestionando era el chino, del que durante tanto tiempo se ha dicho que era totalmente fiable. Sigo dándole vueltas al asunto, espero en breve haberme documentado y reflexionado lo suficiente como para escribir un post sobre el tema.

Cl

Filed under: Actividades,adopcion-y-etica,agenda — Beatriz San Román a las 11:08 pm el Domingo, agosto 16, 2009

7

El próximo 5 de septiembre la Coordinadora de Afectados por la Clínica San Ramón ha convocado un acto en Madrid para denunciar los abusos e ilegalidades que se dieron en dicha clínica.
No faltaremos a la cita. Animamos a todos, y en especial a los amigos de la prensa, a asistir y escuchar de primera mano los testimonios de madres e hijos que fueron separados mediante mentiras y engaños.
5 de septiembre. A las 12 del mediodí­a, en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (Cuesta de San Vicente, 4 – 5ª Planta).

Newsletter del Grupo AFIN

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,AFIN — Beatriz San Román a las 11:12 am el Lunes, agosto 10, 2009

Acaba de salir el último Newsletter de AFÍN, cuyo editorial lleva por título “La adopción internacional hoy: el imperativo moral de una reforma urgente”.

En la BIBLIOTECA hemos colocado un nuevo estante con todos los números del Newsletter, para que quien lo desee los pueda leer y descargar:

  • Newsletter nº6. La dopción internacional hoy: el imperativo moral de una reforma urgente
  • Newsletter nº5. La adopción en España: un punto de inflexión.
  • Newsletter nº4. Factores de riesgo y de protección en la adopción internacional.
  • Newsletter nº3. La infancia en los medios de comunicación.
  • Newsletter nº 2. Sobre la necesidad de los derechos de participación de los menores.
  • Newsletter nº 1 . Presentación de la asociación AFIN (Adopciones, Familias e Infancias)

Las adopciones de ACI en Vietnam

Filed under: ACI,Adop. Internacional,adopcion-y-etica,vietnam — Beatriz San Román a las 1:14 am el Martes, junio 9, 2009

Hoy la agencia EFE y algunos medios se hacen eco de la llegada a España de ocho niños adoptados en Vietnam (Ver: La cigüeña te trajo de Hanoi). Leo con estupor lo siguiente: “Nhung Nguyen, la representante de la agencia española ACI, explicó a Efe que los dos centros en los que trabaja entregan pequeñas ayudas a las familias pobres que deciden ceder a sus hijos. Una de las madres biológicas, por ejemplo, recibió una motocicleta para transportar sus productos al mercado y sacar algún dinero, según Nhung”.

El  artículo 17  del Convenio de adopción suscrito entre España y Vietnam marca como requisito para la adopción “que los consentimientos necesarios no hayan sido inducidos mediante pago o compensación de cualquier clase”. Y eso incluye las motocicletas, ¿no? Nhung Nguyen está incumpliendo el convenio, ¡y por tanto lo está incumpliendo ACI! No hay excusa que valga: el artículo 7 de la Ley de Adopción Internacional dice que la ECAI es responsable de lo que haga su representante. ¿Abrirán nuestras autoridades un expediente para sancionar o desacreditar a ACI?

Ritmos diferentes para cuestiones diferentes (adopci

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,ECAIs,etica-y-adopcion,etiopia,media — Beatriz San Román a las 12:34 am el Martes, junio 9, 2009

A raí­z del reportaje canadiense del post anterior, los foros de adoptantes han estado de lo más movido. Como no podí­a ser de otra forma, la información ha causado mucha inquietud entre las familias en proceso, que se han organizado para pedir explicaciones tanto a las ECAIs como a la embajada española, al canal de televisión que emitió el video y al consulado etíope en Francia. Lo que quizás sorprende es la celeridad con la que las dos entidades cuyos nombres aparecí­an en el listado del ví­deo han reaccionado emitiendo un comunicado conjunto. En él se explica que han tenido una reunión con la jefa de servicio del Ministerio etíope que “se ha mostrado dispuesta a aclarar esta situación” y “han solicitado la intervención inmediata de la Embajada de España en Etiopía para que, de oficio (sic), realice las oportunas averiguaciones ante el Ministerio de la Mujer de Etiopía, y emita la aclaración correspondiente, ya que ambas entidades estamos siendo víctimas de una manipulación informativa que daña nuestra imagen gravemente”.

Cuando etiopí­a manifestó a las ECAIs que implementaría una nueva política de adopciones que daba prioridad a las parejas sobre las solteras, las monoparentales tuvieron que enterarse a través de internet. Pasaron varias semanas (muy largas para las personas afectadas) antes de que las ECAIs empezaran a informarlas sobre los posibles cupos y la no admisión de nuevos expedientes de personas que adoptaran en solitario.

El pasado 26 de mayo se publicaba en la web del gobierno de EE.UU. que Etiopía había decidido paralizar los juicios de los niños abandonados, ya que el número de abandonos había crecido de forma extraordinaria y se sospechaba que este crecimiento había sido inducido fraudulentamente. No hubo entonces (ni la hay por el momento) ninguna nota informativa explicando que hubieran pedido una reunión urgente con las autoridades etíopes o solicitado al embajador que averiguara qué estaba pasando. ¿Será por qué consideran que un reportaje que les deja en una posición poco clara es mucho más importante que el que se falseen las adoptabilidades de los niños?

¿Manipulación informativa?

En el reportaje se dice que las autoridades etíopes piensan que la adopción se ha convertido en un “gran negocio” para los orfanatos y las ECAIs. La ministra etíope dice que “la mayoría de ellos” no tienen cuentas transparentes y que no se sabe dónde va el dinero. A continuación, la voz en off habla de una investigación llevada a cabo en septiembre por el gobierno de Etiopía. Se investigaron 71 agencias y 31 de ellas no pasaron los controles porque sus instalaciones no cumplían con los mínimos o porque su personal no estaba cualificado. Justo en ese momento es cuando se muestra la primera página de un listado en el que aparecen las dos ECAIs españolas.

Me molesta que siempre que a alguien no le gusta lo que sale en los medios lo califique de “manipulación informativa”, como han hecho ahora las ECAIs implicadas. No voy a poner la mano en el fuego por un periodista canadiense al que ni conozco, pero me parece como poco difícil de creer que haya conseguido que la ministra sostenga el listado y señale con su bolígrafo a CAFAC, la agencia canadiense sobre la que está investigando el periodista.

A estas alturas, a mí el reportaje me merece toda la credibilidad. Me parece sorprendente que las ECAIs den a entender que no saben nada de ese listado (lo mismo que argumenta CAFAC, aunque la ministra asegura que se lo han comunicado). Me parece increíble que, con la cantidad de dinero que se mueve, las ECAIs no cumplan siquiera con los mínimos que marca el gobierno de Etiopía, que seguro que están muy lejos de lo que aquí exigimos a cualquier guardería. Pero, sobre todo, más allá de qué significa estar en esa lista, me parece preocupante que la ministra opine que no hay transparencia en los procesos y que el gobierno etíope haya paralizado los juicios porque sospeche que se está traficando con niños. Y me sorprende (o debería) y me preocupa que nuestras autoridades no hayan paralizado inmediatamente los procesos hasta que se aclaren las dudas.

El doble expediente en adopci

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,Reflexiones al sol — Beatriz San Román a las 12:14 am el Martes, mayo 12, 2009

La Generalitat ha anunciado hoy que Cataluña se sumará a las comunidades autónomas que permiten a los adoptantes tramitar simultáneamente dos procesos de adopción en dos países distintos. Dicen que el doble expediente permitirá “incrementar sus opciones y reducir el tiempo de espera”. Para cualquiera que no se haya leído los informes de Unicef o los Servicios Sociales Internacionales puede parecer una medida razonable y positiva, pero éste no debería ser el caso de los responsables del departamento de Acció Social y Ciutadania.

Una vez más, como ya ocurriera el pasado mes de noviembre cuando las autoridades catalanas pidieron al gobierno chino que acortara los tiempos de espera, la Generalitat sigue soslayando la difícil situación de la adopción internacional y creando falsas expectativas a las familias. En aquella ocasión, la respuesta de las autoridades chinas fue clara: si las esperas se han alargado es porque hay más familias esperando asignación que niños para ser asignados. No queda más remedio que esperar. Por cierto, resulta curioso que la web de la Generalitat recoge la noticia en la que se anuncia que la consellera Capdevila pedía al gobierno chino que las esperas se redujeran a un año o año y medio pero no su respuesta.

¿Cuándo vamos a empezar a hablar claro a las familias que empiezan el proceso? Tienen derecho a saber que sólo en nuestro país hay más de 20.000 familias esperando que las asignen, pero las adopciones realizadas durante todo el 2.008 no superan las 3.500. Tienen derecho a saber que, si los procesos son cada vez más inciertos y largos, no es por culpa de la burocracia insensible, sino porque hay muchas más familias que desean adoptar que niños adoptables esperando en los orfanatos. Tienen derecho a que, si se están planteando la adopción de un niño pequeño y sano porque creen que en el mundo hay muchos niños así que necesitan una familia, alguien les diga claramente que eso no es cierto.

La realidad es la que es: hay más familias esperando una adopción de un niño sano y pequeño que niños de ese perfil esperando una adopción. Por eso los procesos son cada vez más largos en países como China y Colombia, donde los tiempos de espera rondan ya los cuatro años; en otros, donde no existen mecanismos de control para garantizar la adoptabilidad de los niños, y donde los orfanatos cobran por cada uno que es adoptado, la mancha de la corrupción se extiende como una mancha de aceite.

Si seguimos mandando más expedientes de los que realmente se necesitan a países vulnerables a la corrupción, seguiremos presionando para que se saquen niños de dónde no debieran salir. Es la perversión del sistema: no se buscan familias para niños que carecen de ella, sino hijos a personas que quieren ser padres. En lugar de permitir a las familias que envíen dos expedientes, uno a Vietnam y otro a Etiopía a ver en cuál hay más suerte, ¿no sería mejor localizar cuáles y dónde están los niños que realmente necesitan una adopción y dirigir allí los de las familias que se ajusten a su perfil? ¿No se dan cuenta nuestras benditas autoridades que aumentando la presión de la demanda lo que se consigue es que intermediarios sin escrúpulos engañen, paguen o secuestren para conseguir niños?

Ya no podemos seguir cerrando los ojos a la realidad. Una visita a la web del Schuster Institute (en inglés) o la lectura atenta de informes como “En el interés superior del niño, ¿qué oferta para responder a qué demanda?” de los Servicios Sociales Internacionales hacen evidente que, mientras no se lleve a cabo una reforma que elimine los lucros indebidos, los países adoptantes seguirán constantemente en la inaceptable disyuntiva de ir cerrando países a medida que afloran las irregularidades o cerrar los ojos al tráfico de niños.

Enlaces relacionados: Posición oficial de UNICEF sobre la adopción internacional – Aclaración de UNICEF sobre las cifras de huérfanos en el mundoSituación actual de la adopción internacional – ¿Por qué la adopción internacional es cada vez más difícil?

Enlaces en inglés: Schuster Institute (Universidad de Brandeis)A voice for ethical adoptionBlog por la reforma del sistema internacional de adopciones

El dolor de las madres biol

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,dolor,madres-biologicas,ORIGENES,Reflexiones al sol — Beatriz San Román a las 10:10 pm el Domingo, abril 26, 2009

Por Maite Cortés

NOTA: Este post es continuación de La familia de mi hij@, ¿es mi familia?, Cuando la adopción busca familias a niños que ya tienen una y La adopción internacional, ¿tiene que ser cerrada?

He conocido hasta la fecha 94 madres biológicas. Salvo dos, ninguna de las otras 92 pasa un día en que no se acuerden de esos hijos que dieron en adopción porque no podían quedárselos. No tuvieron realmente opciones y, cuando no hay opciones, no hay libertad ni hay justicia. ¿Cuántas madres habrá en la misma situación? La mayoría de esas madres no saben ni cómo están sus hijos. Algunas familias adoptivas envían información pero, una vez pasado el tiempo… si te he visto, no me acuerdo. Y a esas madres se les niega algo que necesitan: el derecho a saber que sus hijos están bien.

Ellas hablan de un dolor que no saben explicar, un vacío que no se llena con nada. Muchas se consideran monstruos por hacer lo que hicieron (cuando en realidad son simples víctimas de una sociedad que las criminaliza y las ignora). Algunas intentan suicidarse, otras se dan a la bebida… Nadie jamás les dijo que esa decisión de dar a sus hijos a una “mejor” vida será la fuente de su dolor, de su desdicha, de su vacío. Ni que sus hijos también sufrirán las consecuencias de esa decisión.

Nosotros celebramos lo que ellas lloran en silencio. En ocasiones es un secreto que las corroe por dentro y las lleva al borde de la locura. Y no pueden pedir ayuda, porque no la hay. Están solas, dolidas, rotas. En los países de origen de nuestros hijos no hay grupos de postadopcion para las madres, no son miembros de foros donde comparten sus “experiencias”, no tienen acceso a literatura sobre adopción, no hacen quedadas donde se ayudan y se hacen fotos que luego cuelgan en sus foros. Ellas no tienen motivo de celebración, nadie les manda tropecientos mensajes de enhorabuena por lo que han hecho, no llevan camisetas con algún motivo “solidario”… Ni siquiera pueden quejarse, ni explicar lo que les pasa cuando llegan las crisis. Porque ellas también sufren crisis, al igual que nuestros hijos. Pero nadie las lleva al psicólogo. Tienen sus días buenos, sus días malos, y sus días muy malos. Pero no tienen siquiera una mano que las ayude a verbalizar lo que las esta matando emocionalmente. La sociedad espera que continúen con su vida. Sin embargo, no pueden y no saben por qué. Son las incomprendidas de la triada, las ignoradas.

¿Por qué los padres adoptivos contribuimos a esta situación con nuestro silencio? ¿Cuándo vamos a dejar de tener miedo de hablar de la otra madre de nuestros hijos? Sin secretos, con normalidad, sin utilizar lo de madre biológica, madre natural, madre de barriga… Puros eufemismos, porque son madres, tan madres como nosotras. De hecho, ellas con su renuncia son las que nos han hecho madres a nosotras.

No puedo soportar que se utilicen sus circunstancias para justificar nuestros procesos de adopción, que se niegue la importancia que tienen no solo en la vida de nuestros hijos sino en la nuestra propia. Sentarnos enfrente de ellas y asegurarles que jamás consentiremos que desaparezcan de nuestras vidas, ni de las nuestros hijos. Reconocer que nuestra dicha, nuestro gozo, es su eterno dolor, su inmenso vacío.

Y nosotros como adoptantes, ¿cuándo vamos a dejar de tener miedo y a exigir que no las borren de nuestras vidas? Ellas solamente quieren saber que sus hijos están bien, que los volverán a ver. Quieren poder explicarles algún día el porqué de la renuncia, que las entiendan. No buscan culpables, no culpan a los padres adoptivos de su dolor, no culpan a los hijos de su dolor. Es simplemente eso: su dolor, su vacío. Algo con lo que tienen que vivir el resto de sus vidas.

 

 

Página siguiente »