La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

Filed under: Adopcion y Escuela — Beatriz San Román a las 3:08 pm el miércoles, abril 21, 2010

Recientemente, se ha publicado un estudio titulado “Evaluación de las nuevas estructuras familiares como contextos potenciadores del desarrollo psicológico infantil”. Según leo en la nota de prensa, se estudiaron 6 tipos de familias: tradicional, monoparental, reconstituidas, homoparentales, múltiples y adoptivas.

Me llama la atención la siguiente frase que copio literalmente:

“En cuanto al ajuste escolar, fueron los niños de familias adoptivas los que presentaron peores índices. Sin embargo, es relevante que, cuando se controló la influencia de otras variables moduladoras relevantes, como el nivel educativo de los padres, el estrés familiar o el estilo educativo, todas estas diferencias desaparecían”.

¿No os resulta curioso? Si no lo entiendo mal, lo que dice es que sí, que los niños y niñas adoptadas tienen más dificultades en la escuela, pero que en realidad se debería a que las familias adoptivas “puntuamos peor” en variables como nivel educativo, estrés familiar o estilo educativo. Mmmmmm…

Segunda edici

Filed under: Adopcion y Escuela — Beatriz San Román a las 11:27 pm el miércoles, abril 14, 2010

Es para mí motivo de alegría, que diría el Rey, contaros que la primera edición de Adopción y escuela está agotada. Y lo es aún más que se haya hecho una segunda, muy pequeña, pero ahí está.

Como se acerca el Día del Libro –y como quiera que en muchas ocasiones quienes compraron Adopción y escuela a través de internet pidieron luego un segundo ejemplar para regalar a los profes de sus hijos–, se ha decidido hacer una oferta especial: comprando dos ejemplares, la editorial paga los gastos de envío (el precio total: 17€ x 2 = 34€).

Los pedidos se pueden hacer desde la página web o simplemente enviando un mail con el nombre, apellido y la dirección donde se desea recibirlos a  esta dirección.

Como siempre, un porcentaje del precio de los libros, incluido el 100% de los derechos de autor, se dedicará a proyectos de cooperación, en esta ocasión a ONGs que están trabajando en la reconstrucción de Haití.

Se acab

Filed under: Adop. Internacional,Adopcion y Escuela,adopcion-y-etica,CORA,ECAIs,Historias personales,Reflexiones al sol — Beatriz San Román a las 2:42 pm el sábado, enero 9, 2010

Lamentablemente, no ha estado muy activo últimamente. Creo que, en gran parte, se debe a que las personas que normalmente escriben han estado más ajetreadas que de costumbre: mudanzas, nuevos trabajos, situaciones personales más o menos complicadas… ¡y yo que pensaba que la crisis al menos nos iba a traer más tiempo libre!

Por lo que a mí respecta, el 2009 ha sido un año… intenso. Ha sido un año muy guapo, lleno de pequeños momentos para paladear y saborear, mucho que pensar y mucho por hacer. Muchos posts se han quedado en el tintero mientras los días se me escurrían entre los dedos. El último trismestre pintaba tranquilito, pero finalmente ha sido un período muy ajetreado:

– Acepté muchas invitaciones para dar charlas en asociaciones, jornadas sobre adopción y también para seminarios en centros de recursos para profesores en torno a temas como la adopción y la diversidad en las aulas, el racismo en la escuela, etc.. De Gijón a Córdoba, de Cáceres a Girona, de Zaragoza a Badajoz… De cada viaje, me traje nuevas cosas en las que pensar,  y esa sensación de conocer gente que no resigna, que lucha y resiste para que las cosas cambien a mejor… ¡vitaminas para el alma!

– Tras el verano, nos comunicaron que el Ministerio ampliaba por tres años más la financiación del estudio sobre La integración familiar y social de los menores adoptados internacionalmente: perspectivas multidisciplinares y comparativas, que finaliza el próximo mes de marzo y que ahora cambiará su nombre para ampliar su temática: Adopción Internacional y Nacional: Familia, educación y pertenencia Es una excelente noticia, porque a estas alturas ya no tengo dudas de que es el más ambicioso de cuantos se han hecho sobre el tema en España y creo que, a través del intercambio entre los distintos grupos de trabajo que lo componemos, avanzamos cada vez un poquito más deprisa en descubrir y entender las complejidades que entraña.

– En octubre, volví a  la Universidad (a mi edad, a algunas les da por la liposucción y otras nos damos de bruces con formas más radicales de mantenerse en forma ja ja). Para rematar el mes, tuve un accidente de tráfico, que me ha dejado un problema en las cervicales que todavía me tiene en situación de baja, pero al que espero dejar atrás cuando acabe la rehabilitación.En diciembre, se publicaron finalmente dos reportajes sobre temas relacionados con la protección de la infancia en los que venía trabajando desde el 2008. El primero, al que finalmente pusieron por título Mimos de familia, lo disfruté enormemente. El segundo, Adopciones en la encrucijada, me obligó a mirar de frente las incongruencias y los fallos del sistema, y el drama enorme para todos los implicados que se esconde detrás de eso que eufemísticamente se llaman “irregularidades”.

– En el medio, asistí en representación de CORA a las jornadas sobre el marco de garantías en la adopción internacional organizadas por el Ministerio y el Gobierno de Aragón. Sabíamos de antemano que los discursos sobre la necesidad de extremar el control y las precauciones para evitar adoptabilidades fraudulentas de las asociaciones de CORA y de las ECAIs eran muy distintos; lo que no sabíamos es que los representantes de éstas últimas eran tan cobardes como para tratar de silenciar las cosas turbias que están ocurriendo mediante la difamación y la calumnia. Curiosamente, cuando se les ha solicitado vía bureaufax que asumieran o negaran la autoría del libelo que repartieron en las jornadas y que venía firmado por las distintas federaciones de ECAIs, han dado la callada por respuesta. El tema hubiera dado seguramente mucho de sí en el blog, pero me faltaron ganas y tiempo. Si a alguien le interesa, dejo los enlaces al comunicado de CORA y a mi respuesta sobre el tema.

Se acabó el 2009 y el 2010 me encuentra con muchos proyectos interesantes, muchas preguntas a las que encontrar respuesta y muchas ganas de seguir disfrutando de la vida, de mi familia, de los amigos… Espero que sea un buen año para todos, y que el blog se reactive… aunque sea con posts más cortos. ¡La aventura continúa! ¡Feliz 2010!

specialmente el último trimestre.

Levantar el acelerador

Filed under: Adopcion y Escuela,Reflexiones al sol,retos-y-dificultades — Beatriz San Román a las 11:23 pm el lunes, junio 1, 2009

Por Ana González

(Con el post anterior –Nuestras prioridades, ¿son las suyas?– a medio escribir, tropecé con este texto de Ana en el foro de adoptiva, en un hilo de debate donde se hablaba de qué necesitan los niños que tienen dificultades en varios frentes a la vez. Con su permiso, lo reproduzco a continuación porque no tiene desperdicio. ¡Gracias Ana!).

Por ahora, a los casi cuatro años de estar todos juntos, nuestro hijo va muy bien en el cole. “Demasiado bien” pienso yo, y así se lo dije a su maestra. Demasiado responsable, demasiado atento, demasiado cumplidor, demasiado autoexigente para no haber cumplido aún los cinco años, demasiado hipervigilante. Creo que la tortilla puede dar la vuelta en cualquier momento y que toda esa gran carga que él asume puede convertirse en crisis por no llegar a ser lo que él espera de sí mismo.

He comprobado que, cuando hay días de fiesta o vacaciones, todo es más fluido; él es más niño y menos “niño perfecto”, se puede enfadar, hacer el vago, ponerse cabezota, intentar ir más allá del límite… ¡Y eso me encanta! Aunque siga marcándole pautas, por dentro me encanta, porque de repente aparece Él, el niño que es y que a veces no deja salir afuera. A veces le doy fiesta del cole, aunque sólo sea para quedarnos en casa haciendo el vago, o nos regalamos “algo de los fines de semana”.

Creo que estamos robando la infancia a nuestros hijos. Yo que nací a principio de los años sesenta, que soy profesional liberal y trabajo en lo que me gusta y disfruto, creo que estamos pasándonos mucho con las exigencias a niños que además no criamos nosotros: niñeras, profesores, psicólogos, logopedas… Y los padres adoptivos que taaanto quisimos que llegaran, ¿dónde estamos? En el trabajo o en la sala de espera del terapeuta.

Creo que nuestros hijos necesitan tiempo con nosotros, tiempo para enfadarse con nosotros, con nuestras exigencias, para chillar que ellos necesitan más, mucho más de lo que les ofrecemos, necesitan recuperar su infancia y la confianza en los adultos, y eso pasa por quizás ganar menos dinero y “perder más el tiempo” para regalárselo a ellos.

Un niño que insulta al adulto es un niño que está enfadado con los adultos porque no le gusta lo que le dan; hay que ver qué no le dan y qué sí. Los niños están tan cerca de su propia vida, de sus miedos, de su verdad, que nunca mienten cuando gritan o se expresan. Un niño que grita aún no ha tirado la toalla, aún hay esperanza, porque demuestra que quiere luchar.

 Ver también:

La autoestima: un fruto hermoso y largamente trabajado

Nuestras urgencias y prioridades, ¿son las suyas?

 

Nuestras urgencias y prioridades,

Filed under: Adopcion y Escuela,Reflexiones al sol,retos-y-dificultades — Beatriz San Román a las 10:54 pm el domingo, mayo 31, 2009

Esta semana dos madres, que ni siquiera se conocen entre sí, me han dicho que nuestros hijos son “niños de largo recorrido”. Me gusta la expresión, creo que refleja muy bien algo que nos lleva años aprender (al menos en mi caso) y que tendemos a olvidar en el trajín de las prisas cotidianas.

Mi hija llegó a nuestra familia con algo menos de 24 meses. Recuerdo que los primeros dos años (quizás algo más) yo estaba extasiada con la rapidez con la que aprendía cosas nuevas. Como buena madre primeriza, almacenaba en mi cabeza mil y una anécdotas que me reafirmaban en eso de que los niños son como esponjas, y en que mi hija era la más lista del mundo mundial.

Con el tiempo, he ido aprendiendo que sí, que como todos los niños tiene una enorme capacidad de aprender, que a veces parece mucho más madura que otros niños de su edad… pero que también hay algunos aspectos donde su ritmo es más lento, y donde nuestras prisas de adulto plantean exigencias injustas que nos provocan después una falsa sensación de fracaso. A nosotros, pero sobre todo a ella.

Es algo que he ido intuyendo con el tiempo, y que vi con claridad meridiana una Semana Santa. No salimos de vacaciones ni hicimos grandes planes, pero no había deberes, ni madrugones, ni “venga-que-vamos-a-llegar-tarde”. Fue entonces cuando me di cuenta que, al eliminar la presión, mi hija se transformaba. ¡Qué gozada verla canturrear y reír a carcajada limpia de la mañana a la noche! ¡Y que rápido se avanza cuando uno se siente feliz!

Las jornadas de nuestros hijos vienen cargadas de retos y exigencias que marcan los adultos. Y de recordatorios y presiones constantes. Que si no te metas el dedo en la boca o no te muerdas las uñas, que si te tienes que acordar de prepararte la mochila del cole, que si en la mesa no se juega, que si así no se contesta, que si no has hecho aún los deberes, que si te tienes que esforzar más en el cole…

Queremos (por su bien, todo creemos hacerlo por su bien) que aprendan a compartir y a dominar su genio, que mejoren su caligrafía, que sean ordenados y educados, que sigan el ritmo de las clases… Y está bien que eso nos preocupe, porque es parte importante de los aprendizajes que les ayudarán en el futuro a ser personas autónomas e independientes.

Lo que cuestiono (y me cuestiono) es si las prioridades y los plazos que marcamos son adecuados. Tengo la sensación de que a veces nos empecinamos en exigirles más de lo que pueden simplemente porque “se supone” que son cosas que a su edad deberían tener dominadas hace tiempo. Como si ellos hubieran tenido siempre la estimulación, el cariño, la seguridad y la ayuda necesaria para desarrollarse que “se supone” que todo niño tiene en esos primeros años de vida tan fundamentales.

Creo que muchas veces presionamos a nuestros hijos para que se esfuercen en objetivos que están lejos aún de su alcance. Y que, al hacerlo, perdemos un tiempo y una energía preciosos que podríamos centrar en hacerles avanzar en lo que realmente es prioritario. Nuestras metas de adultos (aprobar el control, librarse del pañal nocturno, dejar de morderse las cutículas, etc.) distraen sus esfuerzos y los nuestros en aspectos más prioritarios (aunque quizás menos visibles a los ojos de los que les rodean).

Antes me preocupaba si mi hija aprendía o no las mates al ritmo de sus compañeros, pero ahora he entendido que eso es lo de menos. O que es importante, pero no prioritario. He comprendido que su motivación y su capacidad de tolerar la frustración repercuten mucho más en sus avances que los ejercicios de refuerzo. Que lo prioritario es dedicar el tiempo que pasamos con ellos a que se sientan incondicionalmente queridos y apoyados, y a fomentar el autoconocimiento, el autocontrol y la autoestima. Sin ellos, las otras metas no son estimulantes desafíos, sino pruebas que no superan y que les hacen sentirse inseguros e incompetentes una y otra vez.

 

Ver también:

La autoestima: un fruto hermoso y largamente trabajado

Cena con Rygaard

Filed under: Adop. Internacional,Adopcion y Escuela,AFIN,CORA — Beatriz San Román a las 12:33 am el lunes, marzo 30, 2009

A una hora imtempestiva para mi estómago (las 8 de la tarde, ugh!) hemos quedado a cenar con Peter N. Rygaard, que mañana lunes impartirá una jornada en Barcelona sobre los efectos de la institucionalización en la infancia,. organizada por la asociación AFIN, con la colaboración de CORA entre otras entidades. Mesa para cuatro y algo de vino (a esas horas es más fácil beber que comer), y una larga conversación en la que ha dado tiempo a hablar de libros (¡él había leído La catedral del mar!), pero sobre todo de cómo se encaran en su país (Dinamarca) y aquí los retos de la postadopción.

Debo decir que he sentido envidia, sana pero a raudales, cuando explicaba cosas como que allí uno puede pedir durante un tiempo que, a un niño que tiene dificultades para seguir el ritmo de la clase, el estado le ponga un profesor que le acompañe en su día a día escolar. O que la baja maternal dura un año.

Rygaard, que es padre adoptivo de dos y lleva mucho tiempo trabajando en el tema, explicaba con sencillez y meridiana claridad como la experiencia (¡y los estudios, que allí tienen la suerte de tener ya una larga trayectoria en la investigacion!) les han ido descubriendo las complejidades de la adopción. Citaba un estudio en el que se había comparado la evolución personal de adoptados, inmigrantes y población en general. Los primeros aparecían sobrerepresentados en cuanto a suicidios, índice de delincuencia e inadaptación social, etc. Si no lo he entendido mal, decía que esto ocurría sobre todo en aquellos que habían estado en orfanatos antes de la adopción (Dinamarca tiene una larga experiencia en adopción de niños procedentes de Rumanía y otros países del Este), pero que en cambio aquellos adoptados que antes habían estado en familias de acogida resultaban tener mejores resultados, incluso algo mejores que la media general.

Nos decía algo que, a fuerza de sufrimiento por parte de niños y familias, también aquí hemos ido descubriendo en los últimos años: lo que funciona con “todos” los niños, a veces no funciona en absoluto con nuestros hijos. Explicaba como, ya hace años, se dieron cuenta de que las terapias tradicionales, ya fueran de la onda sistémica o psicoanalítica, no daban el resultado esperado con algunos niños. ¡Cuántas familias, también en nuestro país, han hecho un largo peregrinaje de especialista en especialista tratando de encontrar el camino!

Su trabajo va en la línea de lo que algunos profesionales en España, como CRIA que desde hace tiempo trabajan para que la escuela y la familia se coordinen y encuentren la manera de ayudar al niño a superar sus dificultades, han empezado a aplicar. Rygaard explicaba que, cuando existen dificultades de vinculación, llevar al niño a terapia tal y como solemos entenderla no es el camino, que los adultos que con él tratan necesitan recibir respuestas concretas sobre qué hacer cuando muerde, cuando les hace sentirse manipulados… o cuando prenden fuego a la casa. Necesitamos entender que el desarrollo cognitivo y el emocional van en ritmos distintos, y que en los niños que han sufrido privaciones en los primeros tres años de vida, aunque a nivel cognitivo sean como los demás, en otros aspectos son aún muy inmaduros: un niño de nueve años puede tener las dificultades de un niño de tres para manejar sus sentimientos y sus emociones, aunque tenga una inteligencia brillante.

En otro momento, la conversación ha girado hacia los fracasos adoptivos. Tampoco en Dinamarca hay cifras, pero nos contaba que se dan en preadolescentes y adolescentes, y que habían aprendido que la mayoría de las veces esos niños no debían ser adoptados nuevamente, y que la mejor solución eran pequeñas residencias de media docena de niños con unos referentes adultos muy claros, algo a mitad de camino entre la institucionalización y el acogimiento.

Como en Cuando la adopción falla la percepción de los técnicos que trabajan el tema era que aquí los fracasos se producen en esas edades pero también, en una proporción similar, en los primeros tiempos de convivencia, le he preguntado si ellos no tenían rupturas más tempranas. Me ha contestado que ya no, que hace unos años sí las tenían, pero que entonces habían cambiado los programas de formación de quienes inician los trámites para adoptar, ¡les muestran incluso vídeos de niños muy “disfuncionales”! También que habían descubierto que, si en el primer año los padres tenían un seguimiento mensual, las cosas funcionaban mucho mejor porque permitía entender y encarar adecuadamente las dificultades del niño desde el principio. A su juicio, muchos de los casos de preadolescentes y adolescentes complicados le llegan tarde, cuando las dificultades se han ido de madre (bueno, él lo decía mejor pero qué queréis ¡me parecía feo llevar grabadora!). Si años atrás las familias hubieran buscado y encontrado un apoyo profesional adecuado, las cosas hubieran sido muy distintas…

La semana viene complicadita, y no sé si tendré tiempo de hacer un resumen de la jornada de mañana (¡ya de hoy!) pero va por delante estos apuntes desordenados. ¡Feliz lunes para todos!

Los problemas de aprendizaje, un enfoque cognitivo

Filed under: Adopcion y Escuela — Beatriz San Román a las 1:30 pm el sábado, noviembre 1, 2008

Este jueves, en unas jornadas sobre postadopción organizadas por el ICAA, tuve la suerte de conocer a Mireia Salas. A mí me tocaba hacer una breve exposición de aproximación a los retos que la adopción plantea en la escuela. Una parte se centraba en cómo para ayudar a los niños adoptados que tienen dificultades de aprendizaje es necesario entender cómo ha afectado su pasado a su desarrollo cognitivo y emocional.

Al acabar la charla, Mireia se acercó a presentarse y me dijo que le había dejado el tema en bandeja (a ella le tocaba hablar de “El desarrollo cognitivo y psicolingüístico en personas adoptadas”). El Instituto de Neurociencia Cognitiva que codirige lleva 15 años trabajando con niños y adolescentes que tienen problemas de aprendizaje, adoptados y no adoptados. Sabe bien que para ayudar a estos últimos, hay que entender que lo que se vive en los primeros tres años de vida es fundamental para el desarrollo de las estructuras de aprendizaje.

La exposición de Mireia fue acogida con entusiasmo. Su planteamiento está en línea con el de los psicólgos de la postadopción: las carencias de un niño que no recibió en sus primeros tiempos de vida la atención que necesitaba repercuten en el modo en que se construye su visión del mundo y su pensamiento interno. Y para ayudarle a recuperarse, es necesario entenderlo.

Estamos necesitando como agua de Mayo profesionales como Mireia, que compartan no sólo su entusiasmo sino también este enfoque a la hora de tratar las dificultades en el cole. Si no se entiende que muchas veces les faltan los cimientos de pensamiento interno para procesar y fijar los aprendizajes, seguiremos condenándoles a medicaciones y sesiones maratonianas de refuerzo que no dan los frutos esperados, porque no tienen en cuenta que para levantar una tapia, primero hay que fijar los cimientos.

Art

Filed under: Adop. Internacional,Adopcion interracial,Adopcion y Escuela,enlaces,media — Beatriz San Román a las 11:59 am el miércoles, mayo 28, 2008

dibuBeto
Ilustración: Flavio Morais

Os paso el link de un artículo publicado en el Magazine de La Vanguardia, y que reflexiona sobre cómo debe la escuela adaptarse a los nuevos tiempos.

En las clases hay niños que viven en familias no-tradicionales (adoptivas, pero también monoparentales, homoparentales, reconstituídas, etc.) y niños que vienen de lugares lejanos. Si las familias ya no las forman necesariamente un padre, una madre y unos hijos con los que comparten ADN, ¿no va siendo hora de revisar el concepto de familia y el modo en que la genética se enseña en las escuelas? Si los orígenes (y los rasgos físicos) de nuestra población y del alumnado ya no son sólo caucásicos, ¿hasta cuándo vamos a seguir manteniendo el “color carne” o “el color piel”?

Podéis leer el artículo completo en este enlace. Entre los comentarios he visto el nombre de algún amigo del blog. ¿Alguien más se anima a dejar el suyo? 😉

Presentaciones del libro y charlas

Filed under: Actividades,Adopcion interracial,Adopcion y Escuela,agenda — Beatriz San Román a las 10:45 pm el jueves, mayo 1, 2008

Hace un par de fines de semana estuve en Badajoz invitada por ANDENI EXTREMADURA (que es una asociación de adoptantes) para presentar el libro de Adopción y escuela. Como era fin de semana, viajé con mi hija ¡y hasta se apuntaron los abuelos! Fueron un par de días deliciosos, gracias a la calidez y la hospitalidad de la buena gente de Andeni. El viaje (primero de Barcelona a Madrid, y luego de Madrid a Badajoz bajo la lluvia) fue algo cansado, pero sin duda mereció la pena. ¡Gracias amigos extremeños!

De ahora en adelante, intentaré anunciar en el blog este tipo de cosas. Me encantaría poder ponerle cara y echar unas risas con los amigos del blog a los que sólo conozco por mail. ¡A ver si hay suerte y alguno de estos “eventos” os queda cerca! Empiezo por lo programado para este mes:

– PAMPLONA: Lunes 5 de mayo a las 19:00 h. Presentación del libro Adopción y escuela en CIVICA (Av. Pio XII 2, Pamplona).

ENCUENTRO FORMATIVO EN VALLADOLID. Esto requiere párrafo aparte. Está organizado por ARFACYL y CORA, y promete ser super interesante. Es un encuentro de familias, profesionales y técnicos con diversas ponencias y mesas de debate en torno a temas como la adopción nacional, los retos de nuestras familias, la integración escolar, etc. Como los amigos de ARFA son estupendos organizando, han montado un programa de actividades para toda la familia de lo más entretenido.
La cita es del 8 al 10 de mayo, y podéis ver toda la información y descargar la ficha de inscripción en su web.

– SEGOVIA: 21 de mayo a las 19 horas. Conferencia “Adopción y familias multirraciales”, organizada por la asociación CAMINANTES. Será en la Residencia Emperador Teodosio (Salón de Actos).

Libro Adopci

Filed under: Adopcion y Escuela — Beatriz San Román a las 11:39 am el sábado, marzo 29, 2008

Hasta ahora, cada vez que incluía un link al índice de contenidos del libro Adopción y Escuela repetía un mismo error y el enlace no funcionaba. Por fin está corregido, y ya se puede acceder desde este enlace.

Adopción y Escuela. Guía para educadores y familias se puede ya empezar a leer online. Para los que prefieran el papel a la pantalla, aquí va el listado de librerías que lo tienen.

También se puede pedir contra-reembolso enviando un mail a libros@ postadopcion.org (hay que quitar el espacio después de la @), indicando la dirección donde quieres recibirlo.
El precio del contrarrembolso es de 22 € = 17 + 5€ de gastos de envío.
Si cuando te llega no estás, te dejan un aviso para que pases a buscarlo por la oficina de correos más próxima.

Página siguiente »