La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

Las adopciones de Bones y dem

Filed under: media,Reflexiones al sol — Beatriz San Román a las 12:41 am el Lunes, agosto 31, 2009

 

BONES2Los encargados de traducir los diálogos de las series traducen indefectiblemente “foster home” por “hogar adoptivo” (que ya de por sí suena raro), y “foster family/mother/father” por “familia/madre/padre adoptivo”. Mentes criminales, CSI… no hay ninguna serie policíaca que se precie que no tenga varios capítulos en los que a alguno de los personajes le destrozó la vida su “hogar” o su familia adoptivos. La prota de Bones, una brillante antropóloga con ciertas dificultades para implicarse emocionalmente en sus relaciones, hace referencias constante a las familias adoptivas de su pasado. En la wikipedia, al hablar de ella dicen “La Dra. Brennan no ha tenido una vida nada fácil; a los 15 años entró en el sistema de adopciones debido a que sus padres desaparecieron poco antes de Navidad y su hermano Russ, quien ese entonces contaba con 19 años decidió no hacerse cargo de ella, ya que pensó que estaría mejor con una familia adoptiva”. Cuando uno ve la serie, entiende que no paso por varias adopciones, sino por distintas centros y familias de acogida.

“Foster” no significa adopción, sino algo así como “acogida”, pero nadie parece haberse dado cuenta. Bueno, sí, estoy segura de que no soy el único miembro de una familia adoptiva que pega un respingo cada vez que los problemas psicológicos de un personaje, muchas veces un asesino en serie, se atribuyen a haber pasado su infancia en uno o más “hogares adoptivos” donde sufrió todo tipo de abusos.

En algún momento, me plantée escribir a las cadenas que emiten las series una carta, señalándoles el error de traducción. Los “foster homes” son en realidad centros de menores, y las “foster families”, familias de acogida. Me frenó pensar que, si cambiaran las traducciones, serían las miles de familias de acogida que hay en este país las que pegarían un bote en la silla al ver repetido de forma abrumadora el estereotipo de familia de acogida maltratadora. Una y otra vez. Es como lo de los hombres que tienen una doble vida, con dos familias, una en la Costa Este y otra en la Costa Oeste. ¿Os habéis fijado la cantidad de telefilmes y series que incluyen uno en su argumento? ¿Será una fantasía americana o realmente se habrán dado muchísimos casos?

El año pasado, mientras preparaba un reportaje sobre el tema para el Magazine, conocí decenas de familias acogedoras. Me sirvió para romper muchas de mis ideas preconcebidas, y para darme cuenta de que se parecen bastante a las adoptivas. Si éstas últimas han entendido que no necesitan compartir ADN para querer a sus hijos, las familais de acogida han ido un paso más allá. Han entendido que no necesitan compartir genética ni apellidos para criar y querer a un niño como si fuera su hijo. Ni siquiera una garantía temporal de que seguirá siéndolo en un futuro. Garantía que, por otra parte, no tenemos ninguno…

El dinero corrompe, aqu

Filed under: Adop. Internacional,China,etica-y-adopcion,media — Beatriz San Román a las 12:05 pm el Domingo, agosto 23, 2009

Durante mucho tiempo muchos hemos querido creer que China ofrecía un proceso de adopción claro, limpio, sin fisuras. Los orígenes de los menores resultaban difícilmente rastreables pero nadie dudaba de las razones que les habían llevado a ser adoptables: las leyes chinas sobre control de la natalidad daban lugar al abandono de miles de niños (fundamentalmente niñas).

Sin embargo, ya en 2005 saltó a la prensa la noticia del desmantelamiento de una red en las provincias de Hunan y Guangdong.  El Brandeis Institute recoge en su web noticias sobre el tema y afirma que se llevaron a cabo unas 1.000 adopciones de niños sustraídos ilegítimamente. Casos similares fueron apareciendo de forma puntual. Si se tiene en cuenta que del país han salido más de 80.000 niños en los últimos años, podrían considerarse muy bajos… pero son la señal inequívoca de que el sistema debe ser mejorado y corregido.

Este verano hemos tenido conocimiento de otro gran escándalo ligado a la adopción en China; dos, si añadimos la negativa del gobierno holandés a investigar los indicios de corrupción para no perjudicar las relaciones con el gigante asiático (Ver: Dimite la directora de la ecai holandesa “Niños del mundo”). A principios de Julio, el diario chino Southern Metropolis News se hacía eco de las denuncias contra funcionarios que habían vendido a los orfanatos niños para la adopción internacional. Recientemente, Research-China ha publicado la traducción al inglés del artículo, con detalles que ponen los pelos de punta. Los “family-planners” (funcionarios encargados de supervisar el cumplimiento de las políticas de natalidad) arrebataban sus hijos a las familias que no podían pagar las multas por incumplir la ley del hijo único; después declaraban que habían sido encontrados en la calle y se repartían con el orfanato de turno los 3.000 dólares del donativo.

La adopción internacional en China adolece del mismo fallo de base que está corrompiendo el sistema en tantos lugares: ligar las adopciones a las ayudas humanitarias. A la vista de lo que está ocurriendo, resulta hoy de una ingenuidad increíble. Resuenan una vez más en mi mente las palabras de David Smolin: “los pagos y los donativos son el lubricante del tráfico de niños”. También en China.

Para los orfanatos, cada niño que sale del país en adopción supone un ingreso de 3.000 dólares. Si la demanda de adopciones supera la cantidad de abandonos en su zona… cada niño extra supone un pago equivalente a dos años del salario local. Demasiado dinero, demasiado tentador….

Sobre la adopci

Filed under: Adop. Internacional,China — Beatriz San Román a las 3:43 pm el Sábado, agosto 22, 2009

Research-China: Para quienes tengan interés en entender las complejidades de la adopción en China, las páginas webs de Brian Stuy son una fuente casi inagotable de información. Brian y su mujer Longlan, padres adoptivos de tres niñas nacidas en China, pusieron en marcha hace tiempo un servicio para ayudar a los adoptantes en aquel país a bucear en los orígenes de sus hijos (Ver: La primera foto de tu hij@ adoptad@ en China). Son, posiblemente, dos de las personas que más conocen cómo funcionan allí las adopciones.

En sus escritos vemos reflejada la misma dolorosa evolución que, más rápida o más lenta, muchos hemos hecho en los últimos años. En los mensajes más antiguos, Brian hablaba de la cantidad de orfanatos cuyos menores nunca tendrían una familia porque no estaban autorizados para tramitar las adopciones. A medida que ha ido conociendo esos centros y ha profundizado en su comprensión de los rápidos cambios que experimenta el país, se ha ido dando cuenta de que la realidad no es como había creído. En julio del año pasado, según cuenta en su página, contactó con una muestra de trece orfanatos de siete provincias diferentes, y encontró lo mismo que había hallado en todos los centros que no están autorizados para tramitar adopciones internacionales y que ya había visitado con anterioridad: ninguno de ellos tenía ni un solo niño huérfano sano, y casi todos tenían listas de espera de familias chinas que deseaban adoptar.

Brandeis Institute: Esta página, que ya hemos mencionado otras veces, publica un recopilatorio de noticias sobre adopción clasificadas por países. En la sección dedicada a China, trata de dar respuesta a por qué surgen casos de robo de niños en un país donde se supone que cada día se abandonan niñas en la calle.

Dimite la directora de la ecai holandesa "Ni

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,China — Beatriz San Román a las 11:39 pm el Viernes, agosto 21, 2009

inahu

En el año 2003, Ina Hut fue nombrada directora de Wereldkinderen (“Niños del mundo”, la principal agencia de adopción internacional de Holanda). Según declaró en una entrevista el pasado martes, ella creía entonces en el sistema, pero pronto aparecieron las dudas sobre la limpieza y las garantías de los procesos. Aún sabiendo que le podía ir su sueldo y su puesto en ello (como así ha sido finalmente), no quiso cerrar los ojos. Renunció a su proyecto de ser madre a través de la adopción, y los mantuvo bien abiertos para intentar entender qué estaba pasando.

En una entrevista emitida en julio de 2007, Ina Hut mostraba su inquietud por la falta de garantías y el modo en que el dinero movía las adopciones internacionales. “Nosotros no queremos pagar dinero extra ¿y qué ocurre? Que los niños de los orfanatos van a parar a otros países, como Francia, Estados Unidos, Italia y España”.

Esta misma semana, Ina Hut ha dimitido. La gota que ha colmado el vaso parece haber sido la prohibición de las autoridades holandesas a investigar la procedencia de los niños supuestamente abandonados. La noticia dice que el gobierno temía las repercusiones en las relaciones diplomáticas y económicas con el país de origen. Se dice incluso que las autoridades de este último amenazaron con vetar sus exportaciones de carne. Hut ha declarado que la autoridad central de su país la amenazó con retirar la acreditación de su entidad si seguía investigando sobre la adoptabilidad de los menores.

A estas alturas, no sorprende ya que las autoridades traten de minimizar el alcance de la corrupción y que prefieran no seguir investigando: ojos que no ven, corazón que no siente (y cargo que no peligra). Es más cómodo pasar por encima sobre el tema, y asumir que la corrupción es mínima porque “hay millones de niños que necesitan ser adoptados”. Es más fácil no detenerse a pensar demasiado, porque de hacerlo, se darían cuenta de que el razonamiento no se sostiene. Si realmente hubiera muchos más niños adoptables que familias adoptantes, ¿por qué alguien iba a falsear adoptabilidades o a robar niños? ¿Cómo explicar que haya en España al menos una docena de niños que fueron arrebatados a sus familias y cuyos padres reclaman su vuelta a través de ONGs como Children Workers of Nepal o incluso sentencias judiciales de sus países?

Lo que me ha hecho arquear las cejas (y lanzarme a consultar la hemeroteca) ha sido que el sistema que Ina Hut estaba cuestionando era el chino, del que durante tanto tiempo se ha dicho que era totalmente fiable. Sigo dándole vueltas al asunto, espero en breve haberme documentado y reflexionado lo suficiente como para escribir un post sobre el tema.

Piel color miel

Filed under: Adop. Internacional,Adopcion interracial,libros,ser adoptado — Beatriz San Román a las 11:09 pm el Lunes, agosto 17, 2009

El año pasado me mostraron un cómic titulado Couleur de peau: miel que me impactó muchísimo. Hoy he sabido que se ha publicado traducido al castellano con el título Piel color miel, así que ya mismo me estoy programando una visita a mi tienda de cómics favorita…

Jung, el autor, es uno de los más de 200.000 coreanos que fueron adoptados internacionalmente, en su caso por una familia belga. Sus páginas reflejan sin miramientos las contradicciones de la adopción, los miedos y los interrogantes que duelen. Cómico en algunas páginas, brutal en la mayor parte de ellas, creo que aunque no sea una lectura plácida es una lectura muy recomendable, interesante tanto para los adoptados como para los adoptantes.

Buscando en internet, he encontrado el trailer del documental Approved for adoption, donde video y dibujos se entremezclan para narrar el regreso de Jung a su país natal en busca de sus raíces. Me ha parecido simplemente precioso.

Para quienes lean francés, recomiendo también esta entrevista a Jung en su versión original. La traducción automática de Google se puede ver en este enlace, aunque deja bastante que desear…

Cl

Filed under: Actividades,adopcion-y-etica,agenda — Beatriz San Román a las 11:08 pm el Domingo, agosto 16, 2009

7

El próximo 5 de septiembre la Coordinadora de Afectados por la Clínica San Ramón ha convocado un acto en Madrid para denunciar los abusos e ilegalidades que se dieron en dicha clínica.
No faltaremos a la cita. Animamos a todos, y en especial a los amigos de la prensa, a asistir y escuchar de primera mano los testimonios de madres e hijos que fueron separados mediante mentiras y engaños.
5 de septiembre. A las 12 del mediodí­a, en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (Cuesta de San Vicente, 4 – 5ª Planta).

Filed under: Adop. Internacional,etica-y-adopcion,Reflexiones al sol — Beatriz San Román a las 7:28 pm el Miércoles, agosto 12, 2009

Del 8 al 10 de septiembre, la Universidad Autonóma de Madrid organiza un curso de verano sobre “Adopción Internacional de Menores”. En estos días ando encerrada tratando de cerrar el guión de mi intervención en la mesa redonda que lo clausura. Se trata de contestar si el sistema funciona, si garantiza que las adopciones se hacen siempre con el máximo respeto a los intereses de los menores. A día de hoy, tengo claro que la respuesta es no. Los motivos creo que quedan explicados en el editorial publicado en el último Newsletter de AFIN del que hablaba en el post anterior (“La adopción internacional hoy: el imperativo moral de una reforma urgente”), pero lo que resulta más difí­cil de dilucidar es por qué se sigue manteniendo un sistema incapaz de hacer frente a la situación actual de la adopción internacional.

Como dice Alicia en los comentarios al post anterior, el tema es complejo. Es difícil de entender por qué las administraciones no son más diligentes y rotundas a la hora de exigir que las adopciones sean limpias. Para empezar, el sistema actual de ECAI es un lastre notable (lo que no justifica la falta de respuesta y la falta de control, pero contribuye a ello). Como cada comunidad autónoma tiene potestad para acreditar las suyas, nos encontramos con que hay un enorme número de ellas, y que todas dependen para su supervivencia de que sigan saliendo niños en adopción de los países donde están acreditadas. Se crearon pensando en gestionar un gran volumen de expedientes, sin tener en cuenta que tal vez (como está ocurriendo) no hubiera ñinos adoptables para todos ellos. La inmensa mayoría de ellas tienen en la adopción su única fuente de financiación: sin nuevas adopciones, no hay dinero para pagar las nóminas. Y ya se sabe, hasta las verdades más evidentes son difíciles de ver cuando te va en ello el sueldo…

Creo que el tema es complejo, sobre todo, porque entra en  juego un etnocentrismo soterrado que pocas veces se verbaliza, eso de “bueno, al final están mejor aquí”. Y si sus padres (y sus hermanos mayores, sus vecinos y sus abuelos aunque nadie parece tenerlos en cuenta) son pobres, pues mejor en una familia donde no pasen penurias. Y eso sirve incluso para justificar que sus familias hayan sido presionadas, engañadas o coaccionadas para que den a sus hijos en adopción. ¿Cuándo vamos a reconocer de una vez por todas que no es admisible someter a un niño al trauma de separarse de su familia simplemente porque ésta era pobre?

No, no es ético ni moralmente admisible “elegir” a los miembros más pequeños y sanos de las familias que viven en situaciones muy duras, sacarlos de la familia que los quiere para que otra más rica pueda tener el hijo que ansia y olvidarnos del resto. ¡Y, además, va en contra de las leyes internacionales y nacionales que rigen en materia de adopción!

Nuestra legislación, los responsables en materia de adopción ¡y hasta el convenio con Vietnam! dicen y repiten que todo debe ser en el interés del menor, de acuerdo a la Declaración de Derechos del Niño. Y esa declaración sobre la que teóricamente se constituyen las adopciones defiende el derecho del niño a vivir en la familia en la que nace, con independencia de su estatus económico (salvo cuando esa familia suponga un riesgo para su desarrollo).

La adopción es una medida de protección válida para devolver a los niños que han perdido su familia el derecho a crecer en un entorno familiar pero ningún niño debería salir de una familia que lo quiere por falta de recursos. Lo contrario, es simplemente colocar nuestro egoísta (aunque legítimo) deseo de ser padres por encima de los derechos del menor.´

Newsletter del Grupo AFIN

Filed under: Adop. Internacional,adopcion-y-etica,AFIN — Beatriz San Román a las 11:12 am el Lunes, agosto 10, 2009

Acaba de salir el último Newsletter de AFÍN, cuyo editorial lleva por título “La adopción internacional hoy: el imperativo moral de una reforma urgente”.

En la BIBLIOTECA hemos colocado un nuevo estante con todos los números del Newsletter, para que quien lo desee los pueda leer y descargar:

  • Newsletter nº6. La dopción internacional hoy: el imperativo moral de una reforma urgente
  • Newsletter nº5. La adopción en España: un punto de inflexión.
  • Newsletter nº4. Factores de riesgo y de protección en la adopción internacional.
  • Newsletter nº3. La infancia en los medios de comunicación.
  • Newsletter nº 2. Sobre la necesidad de los derechos de participación de los menores.
  • Newsletter nº 1 . Presentación de la asociación AFIN (Adopciones, Familias e Infancias)

Filed under: Adop. Internacional,Cabo Verde — Beatriz San Román a las 10:43 pm el Sábado, agosto 8, 2009

El  colapso del sistema en los países de los que tradicionalmente salían la mayor parte de los niños adoptados internacionalmente es evidente. Algunos ya han anunciado que no necesitan nuevas solicitudes para adoptar niños pequeños y sanos; en otros, se ha producido un incremento brutal de los tiempos de espera. Y, lo que es aún peor, el envío masivo de expedientes en un número muy por encima de las necesidades reales ha multiplicado las evidencias de adoptabilidades fraudulentas en países donde las autoridades no tienen los mecanismos para controlarlas: Kazajstán, Vietnam, Etiopía…

Ante esta situación, y acuciados por la cacareada “presión de las familias”, algunas administraciones se han lanzado a buscar nuevos destinos a los sueños de adopción. Y, una vez más, lo hacemos empezando la casa por el tejado. En lugar de plantear un sistema transparente, donde sean las autoridades del país de origen las que comuniquen cuántas familias necesitan y de qué perfiles, lo habitual es que mandemos primero los expedientes y a ver qué pasa. En el mejor de los casos, esa política puede llevar a crear falsas expectativas en los adoptantes; en otros, ya lo hemos visto demasiadas veces, una vez el número de expedientes supere el número real de niños que necesitan ser adoptados, el sistema tiende a corromperse y a convertirse en tráfico de niños.  Tomemos el ejemplo de Cabo Verde, un pequeño país africano con poca tradición en la adopción internacional.

Cabo Verde: una o dos adopciones internacionales al año

Según las autoridades caboverdianas, en el 2008 tuvo lugar una sola adopción internacional, de la que desconocemos el país de destino. Según las cifras de la AICAN, entre los años 2002 y 2007 se realizaron en el país un total de 5 adopciones: una en Francia, una en Suecia y 3 en Italia.

Nota añadida en octubre, 2009: Seguramente faltan en estas cifras aquellos casos tramitados directamente a través de un abogado sin que interviniera el Instituto Caboverdiano (que es quien tiene las competencias en materia de adopción internacional) ya que en ellos los niños salían del país con una tutela pero no como adoptados).

¿Por qué salen tan pocos niños en adopción de este país? Para empezar, porque Cabo Verde es un país pequeño, con una población de 427.000 habitantes. Según los datos de UNICEF, casi un 90% de sus menores en edad escolar asiste a centros de enseñanza. Los datos oficiales dicen que tienen unos 300 menores institucionalizados, de los que un porcentaje muy elevado corresponde a adolescentes. Los que tienen menos de 11 años representan sólo un 15% del total.  Hay que aclarar además que el que un niño esté viviendo en un centro de menores en un determinado momento no significa que sea huérfano ni que sea adoptable.
48 expedientes canarios a la espera de asignación

Con estos datos, sorprende enormemente que solo desde las Islas Canarias se hayan concedido nada menos que 48 C.I. para adoptar en Cabo Verde. ¡Cuarenta y ocho para un país que el año pasado dio un solo niño en adopción! Al ritmo actual, algunos de ellos tardarían más de 20 años en conseguir asignación…

Pero no, que nadie se preocupe porque la Directora General de Protección del Menor y la Familia canaria ya ha ido a hablar con las autoridades caboverdianas para “estrechar relaciones en materia de adopción internacional”. Y, para que todo sea claro y transparente, han informado a la prensa y han colgado la información sobre las reuniones en su web.

Curiosamente, no les han preguntado (o no han querido compartir con nosotros la respuesta) cuántos expedientes de familias portuguesas, francesas, suecas, italianas y de otros países están a la espera de asignación, lo que hubiera sido un dato muy revelador. Según la nota informativa publicada por el gobierno canario, las autoridades caboverdianas les han hecho saber que no salen más niños en adopción porque son niños que tienen padres, y éstos no quieren renunciar a sus hijos.

Seamos serios. Cabo Verde afirma que tiene sólo unos 45 niños menores de 11 años en sus centros. De ellos, con toda probabilidad, más de la mitad tiene más de 5, así que vamos a suponer que hay unos 20 niños menores de esa edad, de los cuales no sabemos cuántos pero un porcentaje “x” tiene algún tipo de discapacidad o enfermeda seria. Tampoco sabemos las razones por las que están viviendo en centros, pero podemos imaginar que la precariedad económica de sus familias sea el motivo más frecuente. Como me recuerda una buena amiga que lleva años como cooperante en distintos lugares de África, en muchos lugares siguen creyendo que el internamiento en un centro es sinónimo de una mejor educación.

Pero lo que sí han dicho con claridad las autoridades de Cabo Verde es que ¡¡¡ todos ellos tienen padres que no quieren que sean adoptados!!! ¡Ese es el motivo por el que se hacen tan pocas adopciones al año! .. y por el que hay  familias de otros países esperando desde hace años una asignación que no llega.

Pero hete aquí, que en un quiebro sin precedentes, se nos quiere hacer creer que la implementación del Convenio de la Haya en el país va a incrementar las cifras de adoptabilidades. Según la nota del gobierno canario “con la aplicación del Convenio de la Haya” en el país, a partir de noviembre se va a intentar que la administración caboverdiana, sin necesidad de que intervenga un juez, pueda determinar la adoptabilidad de los niños en contra del criterio de sus padres. ¿Nos estamos volviendo locos?

El Convenio de la Haya recoge que la adopción internacional es el último recurso solo considerable cuando todo lo demás ha fallado por lo que, cuando un país lo ratifica, las cifras de adopción tienden a disminuir. También recoge la obligatoriedad de que las adopciones se hagan entre los organismos responsables de los dos países, por lo que lo de recurrir a un abogado al margen del sistema del Instituto Caboverdiano  responsable dejará de ser posible.

El Convenio de la Haya está basado en la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del niño, que reconoce el de crecer en la familia en la que nació salvo cuando ésta ponga en riesgo su sano desarrollo. Y ese derecho debe ser defendido con independencia de su situación económica, cosa que también dice su texto. Claro que seguramente la persona a la que encargaron escribir la nota para dar bombo al viaje de la Directora General no debe haberse leído ni uno ni otro convenio.

¿Tiene sentido mandar decenas de expedientes a un país que afirma que hoy por hoy no tienen ningún niño adoptable? Sabiendo todo lo que sabemos (incluyendo que lo más habitual es que los anunciados cambios sobre las leyes que rigen las adopciones tarden muchos meses, a veces años, en llevarse a cabo), ¿no sería más lógico esperar a ver si realmente se llevan a cabo y cuáles son sus consecuencias?

Del libro de Nancy Verrier

Filed under: libros,nancy-verrier,ser adoptado — Beatriz San Román a las 1:56 pm el Domingo, agosto 2, 2009

Todavía no he acabado el libro de Nancy Verrier, pero lo que he leído hasta ahora me ha hecho pensar sobre tantos temas que daría para un buen número de posts. Empiezo haciendo una enumeración de algunas ideas básicas, y espero tener tiempo para comentar otras ideas no tan “troncales” pero que me han dejado dándole a la cabecita.

- El duelo oculto. Si tu padre fallece, la gente a tu alrededor entiende tu pérdida y trata de acompañarte en tu tristeza; si eres adoptado, todo el mundo espera que seas feliz y estés agradecido por la suerte que has tenido.

– Lo que nos ocurre en la primera infancia tiene una huella fundamental en nuestro desarrollo como personas. Muchas veces ni siquiera tenemos recuerdos de las experiencias que más nos marcaron, pero que son la causa de emociones que nos bloquean o tergiversan nuestra percepción de la realidad ante determinadas situaciones.

- Los niños que fueron separados de su familia de pequeños desarrollan mecanismos no-conscientes para evitar sentirse nuevamente abandonados. Muchos de ellos viven las pequeñas decepciones (como cuando un amigo te anula una cita o no responde a una llamada telefónica) como traiciones; las diferencias de opiniones como rechazos. Sus miedos hacen que les cueste establecer relaciones profundas, que con frecuencia las pongan a prueba y que lean casi cualquier cosa como una prueba de falta de afecto y compromiso.

– Nancy Verrier establece dos prototipos de adoptados: los calmados y los que gustan de los exabruptos. Los primeros se esfuerzan constantemente por encajar, cualquier plan les viene bien, son amables y “dóciles”. Los segundos marcan el terreno con frecuencia, tienen lo que se llama “un carácter difícil”. Son dos tipos de estrategia para hacer frente a lo mismo: el temor de sentirse rechazados. En el primer caso, es frecuente que todo salte por lo alto en la adolescencia o más tarde, en el momento en que se atrevan a enfrentarse a sus miedos. En el segundo, suele ocurrir que tanto los adoptados como sus familiares piensan que “son así”, “difíciles”, y confunden los mecanismos que han desarrollado para hacer frente a su dolor y su angustia con su auténtica personalidad.

Página siguiente »