La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

Nueva Ley de Adopci

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 12:42 am el sábado, febrero 10, 2007

Desde el año pasado se viene hablando de la inminencia de una nueva ley que regule las adopciones internacionales. Hoy por fin se ha anunciado, y la sorpresa es ver que aunque en la mayoría de los medios habla de ella como una Ley de Adopción Internacional, EL PERIÓDICO DE CATALUÑA da detalles sobre cómo afectará a la Adopción Nacional. ¿Son dos leyes o una sola? El enfoque del artículo del PERIODICO –que no sabemos si es simplemente el del redactor de la noticia o si refleja el espíritu de la ley– es tan preocupante que merece un post aparte.

Respecto a la nueva Ley de la Adopción Internacional cuyo anteproyecto ha aprobado hoy el Consejo de Ministros, a la espera de que los medios den cobertura a la noticia en sus ediciones impresas de mañana sábado, estas son las principales novedades que hemos leído en las ediciones digitales de EL PAÍS y EL MUNDO.

Un cuerpo legal más coherente
Según ha explicado la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, “la actual legislación en esta materia es dispersa y carece de una cierta solidez jurídica“. La ley pretende que en las adopciones internacionales prevalezca siempre el interés superior del niño y el respeto por sus derechos para evitar “la sustracción, venta o tráfico de menores“. Totalmente de acuerdo. Lo que no me queda tan claro es eso de que contribuirá a disipar “las dudas y reticencias” de muchas parejas a la hora de adoptar. ¿Dudas sobre qué exactamente? Bueno, como tengo un buen día, voy a pensar que se trata de dudas en cuanto a la transparencia y legalidad de los procesos.

Leo en EL PAIS: “Según el ministro de Justicia, la nueva ley proporcionara una doble garantía. Una es que las adopciones sólo serán efectivas si han sido válidamente constituidas y respetan unos umbrales mínimos de seguridad jurídica. La segunda es que impulsará la coordinación de la legislación española e internacional”. No podemos menos que congratularnos de que la intención de la ley sea clara en estos términos (aunque habrá que esperar a ver cómo se materializa su aplicación antes de echar las campanas al vuelo).

Preguntas que quedan en el aire
Respecto a esta voluntad de armonización con las leyes de otros países, leemos más adelante: “El texto pretende dar más garantías a las familias y a los menores, así como que la adopción de menores extranjeros en España sea válida tanto en nuestro país como en el de residencia habitual y nacionalidad del niño adoptado”. ¿Qué quiere decir eso exactamente? ¿Qué los jueces españoles van a dejar de convertir las kafalas de niños marroquíes en adopciones?

“La tramitación de una adopción de menores en otro país no podrá iniciarse cuando allí haya un conflicto bélico o desastre natural, ni cuando no exista una autoridad específica que controle y garantice la adopción”, leemos en EL MUNDO. Este último principio, aunque no venía recogido en el Convenio de la Haya del 93, es defendido por UNICEF desde hace años y se venía aplicando de manera más o menos informal desde las autoridades. En realidad, y si no recuerdo mal, UNICEF habla en sus textos de “zonas” no de países, argumentando que se necesita un plazo de tiempo para intentar la reubicación de los menores que han quedado desamparados por un tsunami, por el desplazamiento de refugiados de guerra, etc. antes de decidir que realmente la adopción internacional es lo mejor para ellos. Si la ley recoge este principio tal y como ha sido enunciado en la rueda de prensa, ¿significa eso que se cerrará la adopción en todos los países donde haya una guerra? ¿Qué va a pasar con Etiopía?

López Aguilar ha subrayado que, entre otras novedades, las personas que alcancen la mayoría de edad, tendrán derecho de acceso a los datos de sus orígenes. ¡Y yo que pensaba que ese derecho ya estaba reconocido!