La aventura continúa

Postadopción Blog. Nadie sabe más que todos juntos.

Milennium

Filed under: Uncategorized — Beatriz San Román a las 11:43 pm el miércoles, septiembre 27, 2006

Hoy he estado en la grabación de Milennium , un programa de TV3 que dirige Ramón Colom. Nos habían invitado a participar a algunas de las personas que estaremos a partir de este viernes en el I Fórum Internacional de Infancia y Familias: Diana Marre, Joan Bestard, Carme Gómez Granell, Vinyet Miraben et moi. Nos habían dicho que se iba a hablar de adopción y este tema se ha tocado, sí, pero también han salido otros muy interesantes en torno a la familia y a la paternidad y maternidad en nuestra sociedad.

¿Son los hijos propiedad de los padres? Está claro que así ha sido considerado durante siglos, y que ello justificaba tanto el derecho a castigarles físicamente como a elegir su educación. Afortunadamente, hoy son muchos los que abogan por distinguir entre el sentimiento de pertenencia y la posesión: los humanos, explicaba Vinyet Miraben, nacen en estado embrionario y, por tanto, dependen de sus cuidadores para su supervivencia. Eso crea unos lazos de dependencia ?de sana dependencia?, pero luego esos lazos se tornan recíprocos y de cómo los cimentemos y los cuidemos entre ambas partes dependerá la relación que tendremos en el futuro. Aún cuando algunos nos lo cuestionan ?¿quién no se ha encontrado con comentarios del tipo “pero tuya-tuya no es, ¿verdad?” los padres adoptivos sabemos que nuestros hijos con nuestros con indiferencia de la forma en que llegaron a la familia, pero ni nosotros ni ningún padre o ninguna madre debería olvidar nunca que no los poseemos, que son seres independientes, y que como padres tenemos la responsabilidad y el privilegio de criarlos y ayudarles a desarrollar su potencial.

Carme Gómez.Granell, directora de l?Institut d?Infància i Món Urbà, ha destacado algo vital que, a menudo, se queda en un segundo plano: la adopción es, ante todo, una forma de protección del menor, seguramente la mejor herramienta que tenemos para dar respuesta a un niño desamparado. Es ?también?, para muchos padres, la forma que eligen de crear o ampliar la familia, pero no podemos olvidar que el ideal sería que este modo alternativo de ser padres desapareciera, porque eso significaría que hemos alcanzado un mundo más justo en el que no hay miles de niños en situación de desamparo.